Cuando oigas el término de "superalimentos", puedes pensar en alimentos como acai, bayas de goji y semillas de chia. Estos alimentos tienen atributos nutricionales, pero también tienden a ser difíciles de encontrar, caros y difíciles de incorporar a las comidas diarias. Afortunadamente, hay muchos alimentos menos exóticos que también son excelentes. Mejor aún, son fáciles de encontrar, baratos, ricos en nutrientes y fáciles de usar en las comidas y los refrigerios. Comience con estos siete:

1-Cebada

"La cebada es un cereal integral y uno de solo dos alimentos con un amplio beta-glucano, un tipo de fibra soluble que elimina el colesterol del tracto digestivo, ayuda al cuerpo a usar mejor la insulina y reduce los niveles de azúcar en la sangre", dice Jill Weisenberger, una dietista nutricionista y autor de "Prediabetes: una guía completa". Ella dice que la cebada es una opción excelente para las personas con prediabetes, diabetes o niveles altos de colesterol, o simplemente para cualquiera que desee mantener su corazón y cuerpo en buen estado de salud.

2-Jicama.

"Este vegetal de tubérculos es el cambio perfecto para los alimentos con alto contenido de carbohidratos al estar lleno de nutrientes y fibra", dice Erin Palinski-Wade, dietista registrada y autora de "Belly Fat Diet For Dummies". Una jícama cruda mediana contiene 58 gramos de fibra, que es casi dos veces la recomendación diaria de este nutriente crítico. "Dado que el adulto promedio consume solo 14 gramos de fibra por día, agregar incluso una pequeña cantidad de jícama a su plato puede ayudarlo a alcanzar sus metas diarias", dice Palinski-Wade. Este vegetal versátil también es una excelente fuente de potasio y ácido fólico. Aunque la mayoría de la gente está familiarizada con el consumo de jícama cruda en ensaladas, Palinski-Wade recomienda comer jícama cocida como un delicioso sustituto rico en fibra para las papas fritas tradicionales con muchas menos calorías. También puedes macerarlos como un sustituto bajo en hidratos de carbono para el puré de papas.

3- Mantequilla de maní.

Según Amy Goodson, dietista registrada en Dallas y consultora de comunicaciones en nutrición, la mantequilla de maní es un súper alimento debido a su combinación de grasas saludables, proteínas y nutrientes esenciales como hierro y potasio. "Es una forma sabrosa para que un carnívoro o vegetariano agregue proteínas y grasas saludables a su día", dice ella. Goodson también señala que "un súper componente [de la mantequilla de maní] es que no tiene que ser ni caliente ni frío, y viaja fácilmente en viajes de negocios, juegos de fútbol o como refrigerio en un viaje por carretera". Además, la mantequilla de maní es barata y fácil de encontrar en cualquier tienda de comestibles. Goodson recomienda comerlo con frutas, verduras o granos enteros.

4- Sandía.

También te puede interesar este artículo: Zumo de zanahoria, naranja y perejil para perder peso

"Watermelon es un refresco veraniego y la mejor comida rápida, pero también es una fuente de nutrición", ya que está lleno de antioxidantes protectores de las células como la vitamina C y el licopeno, dice Dana Angelo White, dietista registrada y autora de "First Bites: Superfoods". para la nutrición y los niños pequeños ". Además, agrega, "es un 90 por ciento de agua, lo que te ayuda a mantenerte hidratado. También encontrarás nutrientes como la colina y la L-citrulina que ayudan en la salud neurológica y muscular". Angelo White recomienda usar sandía en ensaladas, salsas, dulces congelados o una buena ensalada de frutas.

5-Frijoles.

Manuel Villacorta, dietista registrado y autor de "Flat Belly 365" dice que los frijoles son su súper alimento de elección ya que están llenos de nutrición. "Son ricos en fibra, hierro, magnesio y vitaminas B", dice. "Además, son alimentos saludables para el intestino, ya que alimentan a las bacterias buenas en su intestino y aceleran su sistema inmunológico". Los frijoles también están llenos de fibra, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades cardíacas, y puede mejorar la pérdida de peso al aumentar la saciedad. También son excelentes para cualquiera que busque una fuente de proteína que no sea animal.


6- Brócoli.

"El brócoli puede parecer básico, pero se merece un estado de súper alimento", dice la nutricionista registrada con sede en Atlanta Marisa Moore. La verdura verde "tiene un alto contenido de vitamina C y folato, una buena fuente de fibra para mantener el estómago lleno y las bacterias intestinales felices, y una fuente de glucosinolatos, que pueden ayudar a reducir el riesgo de ciertos cánceres", agrega. Moore mantiene el brócoli en su refrigerador como alimento básico y le encanta asarlo con aceite de oliva, sal y pimienta. Luego lo disfruta como un acompañamiento, mezclado con pasta o como base para una abundante ensalada.

7-Lentejas.

"Las lentejas son uno de mis superalimentos favoritos porque son un delicioso alimento proteínico a base de plantas repleto de nutrientes", dice Michelle Dudash, dietista registrada y creadora de 4RealFoodReboot.com. Además de rebosa de nutrientes (media taza de lentejas cocidas contienen 115 calorías, 9 gramos de proteína, 8 gramos de fibra y mucho hierro y ácido fólico), también tienen una carga de bajo índice glucémico. Para preparar las lentejas, Dudash recomienda cocinarlas a fuego lento en la estufa en solo 20 a 30 minutos o echarlas en una olla de cocción lenta.