La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, instó el jueves a una acción concertada para evitar que la "nueva mediocridad" de la economía se convierta en la "nueva realidad", tras criticar un crecimiento mundial "simplemente insuficiente".

Manteniéndose como "moderado", el crecimiento mundial, que será similar al del año pasado (3,4%), "simplemente no es suficiente", dijo la directora del FMI en un discurso en Washington, a pocos días de las reuniones de primavera del organismo y el Banco Mundial.

"Hace seis meses, yo había advertido sobre el riesgo de una nueva mediocridad, es decir, un bajo crecimiento prolongado en el tiempo. Hoy hay que evitar que esta nueva mediocridad se convierta en una nueva realidad", dijo Lagarde. "El problema es que mientras el crecimiento actual es modesto, las perspectivas lo son también", agregó.

Si bien la recuperación se confirma en Estados Unidos y Reino Unido, y el panorama ha mejorado en la zona del euro, las proyecciones para la mayoría de los países emergentes son menos buenas que el año pasado, dijo la jefa del FMI antes de la publicación de las nuevas previsiones económicas de la institución la próxima semana.

China se desacelera, Rusia se acerca a dificultades económicas, Brasil se ha estancado y el Medio Oriente está acosado por la inestabilidad política y económica, resumió Lagarde, destacando, sin embargo, a India como un "elemento brillante".

Para el FMI, tanto en el caso de las economías avanzadas como las emergentes, las secuelas de la crisis financiera no son la única explicación de las mediocres perspectivas económicas, sino también son el resultado "de los cambios demográficos y la menor productividad".

También te puede interesar este artículo: Consejos para triunfar en una negociación

"Francamente, en demasiados países estas reformas se han estancado", dijo Lagarde, quien llamó de nuevo a emprender "reformas estructurales".

Para revertir el retroceso de la productividad en los países avanzados, Lagarde aboga por el gasto en infraestructura, el saneamiento de las finanzas de las pequeñas y medianas empresas que crean puestos de trabajo en Europa y esfuerzos para fomentar la participación en el mercado de trabajo, incluso en Japón.

La cooperación comercial debe reactivarse, agregó Lagarde, señalando que por cuarto año consecutivo el crecimiento del comercio mundial ha estado por debajo de la media de los últimos 30 años.

A: P