Entre hoy y el domingo se hará el Club Media Fest, el primer encuentro que, en la Argentina, reúne a varias estrellas de YouTube del mundo hispano, que darán charlas, explicarán cómo hacen sus videos, pasarán música, etcétera.

Es un negocio millonario: para verlos en La Rural hay que pagar entre 350 pesos por día hasta 1550 pesos por el pase VIP. También hay un pase semanal de 550 pesos.

En total podrían facturar unos 8.750.000 pesos en los tres días, sólo por la venta de entradas, que excedieron las expectativas, según le dijeron los organizadores al Cronista.com. Los organizadores esperaban vender 10.000 entradas, pero la demanda superó esos números.

Para muchos es una sorpresa que cientos de personas se hayan agolpado ayer para recibir a ElRubius, un español de 24 años que es el más popular de los youtubers que vienen al encuentro, con 11 millones de seguidores en su cuenta de YouTube. Pero está lejos de ser el único: la tercera cuenta individual más popular del mundo es la del chileno Germán Garmendia, con 21 millones de seguidores.

Y es un fenómeno que recién en los últimos años creció en el mundo hispanoamericano, pero que en Estados Unidos, Europa y Asia lleva ya muchos años de vigencia, con usuarios que usando medios de comunicación alguna vez considerados no tradicionales (YouTube, blogs, redes sociales) construyen personalidades online que rivalizan con las que generan los medios tradicionales, apoyándose sobre todo en la interacción con sus seguidores que pueden generar con estas herramientas, y en una construcción casera de su identidad (y de los videos) que los deja más cercanos a sus fans, que los consideran sus pares.

Alguna vez fueron los fotologs, con Cumbio a la cabeza. Pero la difusión de los smartphones, la facilidad para crear videos y la popularidad de YouTube la impuso como la plataforma elegida. Los youtubers apuntan al humor en dosis breves, al hágalo usted mismo y al mostrar cómo juegan a un videojuego; a probar nuevos celulares o computadoras, explicar cómo se cocina o (como Justin Bieber) mostrar su talento musical sin intermediarios.

También te puede interesar este artículo: La hamburguesa in-vitro llegaría al comercio

Y ganan dinero: en promedio, YouTube paga como mínimo uno o dos dólares cada mil reproducciones de un video visto en la red, pero el número varía dependiendo de la ubicación geográfica de la persona que reprodujo ese video y de la campaña publicitaria. HolaSoyGermán, por ejemplo, publica un video por semana, que suma unas diez millones de reproducciones cada uno.

En la Argentina a mediados de 2014 el libro de ElRubius (El Libro Troll) vendió más de 50.000 ejemplares en su primera edición. Otros, como Julián Serrano, lograron llegar a la televisión gracias a su popularidad en YouTube.

Un atisbo de lo que será este fin de semana se pudo ver en noviembre último en El Planetario, cuando varios youtubers locales organizaron un encuentro con sus fans.

A: P