Facebook es una red social. SOCIAL. Está hecha para enterarte de lo que están haciendo tus amigos, la gente que TÚ decidiste agregar.

Se vale expresar opiniones, ideas, sugerencias… se vale compartir lo que se te dé la gana, pero el mismo derecho que tú tienes lo tienen todos tus amigos en Facebook.

De esta libertad de compartición que ha creado la red social se deriva una nueva clase se internautas: los haters. Gente que odia todo lo que se publica en redes sociales, que odia los festivos, odia a los políticos, odia las religiones, odia las opiniones de los demás, odia todo.

Si sientes que eres parte de este grupo, o no… aquí _ cosas que nadie debería hacer en Facebook (independientemente de tu status de hater).
1. Arruinar los días felices

¿Odias el 14 de febrero, Navidad, el cumpleaños de Benito Juárez, el 1º de enero? ¡Ódialos todo lo que quieras! ¿Pero lo tienes que poner en Facebook? Hay gente, seguramente la mayoría de tus amigos, que están pasando un buen día feriado y no hay necesidad de que un comentario ponsoñozo les arruine su día.

Si odias los días felices del mundo está bien… sólo guárdate tus comentarios para ti misma y para tu perro. Por respeto a la felicidad ajena básicamente. Si no crees en el amor y odias a cupido, no abras tu Facebook en San Valentín, evítate las molestias.

2. Opinar sobre otras culturas / religiones / razas

No es políticamente correcto opinar abiertamente (como es Facebook) sobre temas de religión o cultura. Si no te parece que la gente rece en Facebook (tampoco creo que lo deberían hacer, pero supongo que es de los males el menor), deja de seguir a esa gente, no critiques la necesidad de otros de expresar su espiritualidad.

3. Presumir estilos de vida

También te puede interesar este artículo: 5 claves que te harán descubrir el secreto de la felicidad

Esto es primero por seguridad y segundo por responsabilidad social… Está padre compartir una foto de tus vacaciones, de lo que estás comiendo, de tu feliz vida con tu novio, pero si te excedes en posteos de vacaciones en el Mediterráneo, veranos en Europa y coches nuevos te estás exponiendo a que gente que no son tus amigos piensen que te sobra el dinero.

4. Quejarse o alegrarse a medias

En inglés lo llaman vaguebooking… es el posteo que dice “No me vuelve a pasar. Aprendí la lección”. ¿Qué no te vuelve a pasar? Si lo estás compartiendo en Facebook es porque quieres que la gente lo sepa, así que comparte la idea completa.

“El mejor día de mi vida… gracias por hacerme feliz”. ¿Quién, qué, por qué, qué hizo? Este tipo de posteos sólo te dan más trabajo teniendo que contestar cada comentario que te pregunte qué pasó… ¡¿Para qué?!

Facebook y las redes sociales en general nos han dado una especie de manto de invisibilidad detrás del que se vale hacer todo. Cosas que no harías normalmente frente a frente, ahora las haces a través de una cuenta en Internet.

La regla es muy fácil… Antes de postear algo de lo que no te sientas segura imagínate la situación en vida real:
 
    1. ¿Le llamarías a tu mejor amiga para decirle que te pasó algo padrísimo y luego colgarías?
    2. ¿Le dirías a un secuestrador que te vas de vacaciones a Europa cada año?
    3. ¿Le dirías a tu mamá, el 10 de mayo, que sólo es un invento de Televisa?


A: P