¿Atascado en un pequeño departamento? ¿Tienes un pulgar verde? La jardinería de interior es una gran solución para todos estos. Incluso las casas con amplio espacio de patio se pueden beneficiar de un espacio de jardín interior. He aquí cómo comenzar un jardín interior propio.

1. Determine el espacio que usará para su jardín interior. El espacio que dediques a tu proyecto determinará qué contenedor es mejor. Esto puede o no limitar lo que puedes cultivar allí. Algunas ideas para una ubicación en un jardín interior:

  • Antepecho
  • Escaleras pequeñas
  • Plantadores verticales
  • Plantadores de barandillas

CONSEJO: No considere las superficies horizontales la única opción. Los jardines verticales son excelentes alternativas para espacios pequeños.

2. Una vez que haya elegido su lugar, evalúe cuánta luz obtiene el área. Esto ayudará a determinar qué tipo de plantas pueden prosperar en ese nivel de luz natural. Si elige una mancha que recibe poca o ninguna luz natural (o tiene una planta en mente que requiere más luz solar que la media), compre una luz de planta LED para compensar.

También te puede interesar este artículo: Reinvente su hogar con 'apps'

3. Elija su maceta o maceta. Necesitará contenedores que permitan el drenaje. Elija un contenedor con agujeros en la parte inferior. Si solo puede encontrar contenedores sin, compre piedras para crear un drenaje natural. Recuerde obtener algo para capturar el drenaje para evitar daños a los alféizares, estantes o piso.

4. ¡Es hora de elegir su planta! Hay una gran variedad de plantas para elegir. Estas son algunas de nuestras plantas favoritas para interiores:

Árbol de hoja perenne chino Tomates
Árbol de serpiente     Zanahorias
hiedra inglesa Albahaca
Orquídeas Limones
Violas Microgreens
Begonias Hongos
suculentas Cebolletas
Trébol morado de Oxalis Ensaladas verdes

El riego excesivo de su planta es uno de los errores más fáciles de hacer con su jardín interior. Las plantas de interior tienden a perder agua mucho más lentamente que las plantas al aire libre porque la atmósfera es más consistente. Intente regar la planta lo suficiente como para humedecer la tierra sin lavar las semillas. Use una botella rociadora para obtener agua de manera fácil en la planta sedienta sin mojar el área circundante.