Los sistemas modernos de producción son el latido del corazón no solo de las empresas y las empresas, sino de toda nuestra economía. Este latido se vuelve irregular o incluso cuando las máquinas fallan. La tarea fundamental del mantenimiento y la gestión de activos es evitar las fallas y garantizar un proceso de producción eficaz y sin interrupciones. En una era de creciente automatización e interconectividad, las medidas de mantenimiento apropiadas son cada vez más importantes.

Desglose de la producción como el peor de los casos

Una sola máquina o componente defectuoso puede desencadenar efectos adversos a lo largo de toda la cadena de valor. Resulta en costos no solo para reparaciones y repuestos, sino también en costos indirectos, es decir, fallas en la producción, fallas en la entrega y reducción en la calidad. "Todo administrador de planta sabe: nada puede reducir el ingreso operativo tan rápido como la parada de la producción", dice Nils Blechschmidt, Socio Director de ConMoto. La pérdida de producción durante un período prolongado de tiempo puede incluso amenazar la existencia de una empresa, particularmente de pequeñas y medianas empresas.

También las empresas se enfrentan a desafíos cada vez más complejos en mercados competitivos a nivel internacional. Las empresas, que no pueden cumplir con los objetivos de entrega y los estándares de calidad, corren el riesgo de debilitar su posición en el mercado o perder mercados enteros.  

El mantenimiento como un factor de éxito estratégico

Según los expertos, hasta el 60 por ciento de los costos totales de producción están relacionados con la eficiencia del mantenimiento y la administración de activos, la proporción varía de industria a industria. "El mantenimiento es más que un factor de costo o una mera función de servicio", explica Blechschmidt, "es un criterio para emplear el capital de una empresa de forma diligente y rentable".

También te puede interesar este artículo: ¿Cuáles son las cinco dimensiones de la curiosidad?

En una era de digitalización, el mantenimiento confiable que minimiza el tiempo de inactividad, sirve como un impulsor de la productividad y es un factor de éxito estratégico, especialmente en industrias de capital intensivo como el procesamiento de materias primas, la industria química y la industria automotriz.

Mantenimiento predictivo

ConMoto Consulting Group pone énfasis en el mantenimiento predictivo para evitar pérdidas de producción. El mantenimiento predictivo analiza el estado de un componente, el grado de desgaste y calcula una fecha de posible falla del componente, un momento en el que se alcanza el límite de desgaste y no se puede garantizar el funcionamiento adecuado de un módulo. Blechschmidt lo expresa de forma sencilla: "Nos esforzamos por saber qué máquinas se apagarán en ese momento".

Hoy el Mantenimiento predictivo representa solo el 2-3 por ciento de todos los gastos de mantenimiento. Este resultado es respaldado por la experiencia de más de 300 proyectos de ConMoto en Mantenimiento y Gestión de Activos. En la vida real, las empresas del sector industrial siguen actuando con responsabilidad, trabajando con modelos basados ​​en el tiempo de mantenimiento e inspección periódicos.

ConMoto apoya a sus clientes mediante el diseño y la implementación de estrategias de mantenimiento económicamente viables. Estas estrategias establecen un sistema integrado de gestión de pedidos que alinea la planificación y programación de la capacidad. Este sistema se complementa con ciclos de mantenimiento mejorados, tiempos de funcionamiento de la máquina optimizados y ganancias de eficiencia para la organización general del proceso. Otro punto de apalancamiento para la mejora de la eficiencia es optimizar la adquisición de repuestos y la gestión de contratistas. El objetivo general no es solo minimizar los costos de mantenimiento, sino también trazar un rumbo para obtener ganancias sostenibles en productividad y rentabilidad.