Los jóvenes participaron en desafíos divididos en 4 categorías: sostenibilidad, salud, seguridad y calidad de vida.

El equipo mexicano conformado por Frida Sosa, Santiago García, Ángel Bermeja, Hermán Sánchez y Jorge García ganaron medalla de plata en la categoría de premios Einstein, en la primera edición del Mundial de Robótica FIRST Global Challenge 2018, celebrado en la Ciudad de México

Rumania fue la gran triunfadora de este Mundial que se llevó a cabo en la Arena Ciudad de México y en el que participaron alrededor de 300 jóvenes entre 14 y 18 años, de más de 190 países. Singapur y Alemania también tuvieron un papel destacado.

Los jóvenes participaron en desafíos divididos en 4 categorías: sostenibilidad, salud, seguridad y calidad de vida. El Mundial tenía como objetivo que los participantes pudieran aprender la importancia del trabajo en equipo y el pensamiento científico.

El Impacto Energético fue el eje temático del Mundial de Robótica 2018, así que los participantes trabajaron en creaciones que pudieran alimentar plantas de energía a escala, activar fuentes de energía sustentable y desarrollar una red de transmisión eléctrica de manera óptima.

También te puede interesar este artículo: ¿Cómo defenderse del falso video porno en Facebook que infecta tu computadora?

En su última participación, el equipo mexicano se alió con jóvenes de Hungría y Camboya, para enfrentarse a Inglaterra, Georgia y Qatar, equipo que ganó el tercer lugar en la competencia de grupos.

Más tecnología en el futuro

El Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador asistió a la ceremonia de clausura y ahí afirmó que durante su sexenio impulsará la tecnología y la educación del futuro.

“Amigas, amigos, jóvenes participantes en esta olimpiada de ciencia, tecnología, innovación, dedicada a la energía, a la utilización de la robótica para producir energías renovables limpias que son el futuro para nuestro país y para el mundo, tenemos que cuidar las energías no renovables, las energías fósiles”, aseguró.

En este evento, el grupo Black Eyed Peas fue el encargado de cerrar con broche de oro, además del espectáculo de drones de la compañía Intel.