Seamos sinceros.

Obtener una piel más clara y más justa no es tan fácil como parece. Hay estrés, contaminación y productos duros para el cuidado de la piel que pueden obstaculizar tu camino para lograr la piel que deseas.

Pero, aquí está la cosa: aunque es difícil, no significa que no haya nada que pueda hacer para que su piel sea más saludable. De hecho, con solo cambiar su dieta , podrá mejorar dramáticamente su piel.

¿Quieres saber cómo funciona eso ahora? Vamonos.

1. Tomates

Si desea una piel más joven y saludable, no debe saltear su protector solar. Puede proteger su piel del daño solar y también puede reducir su riesgo de cáncer de piel.

Si bien los protectores solares son efectivos por sí solos, puede aumentar su protección comiendo más licopeno. Es el componente que le da a los tomates su color.

Verá, broncearse puede hacer que su acné y sus imperfecciones se vean mucho menos. Pero, realmente no le hace nada bueno a sus granos, además de ocultarlos temporalmente.

Después de que el bronceado desaparezca, terminarás teniendo problemas más serios. La exposición excesiva al sol puede resecar tu piel y hacer que tus imperfecciones sean mucho más oscuras, también.

2. Sandía

La piel seca y deshidratada es más propensa al acné. Hace que la piel piense que no tiene suficiente aceite para protegerse contra las bacterias y las lesiones.

Entonces, como una forma de compensar, produce más petróleo de lo necesario y esto puede empeorar las cosas. Además de tener un aspecto grasoso, tener exceso de grasa también puede hacer que tu piel luzca opaca.

Una forma de evitar que esto suceda es aumentar la ingesta de frutas con alto contenido de agua.

La sandía es un buen ejemplo ya que contiene 92% de agua. Puede mantenerte hidratado fácilmente cuando estás al aire libre.

¿Y sabes qué más? ¡Puede mantenerte satisfecho con solo unas pocas calorías también!

Por supuesto, debes tener en cuenta que, aunque las sandías contienen una gran cantidad de agua, no debes confiar únicamente en ellas para hidratarte.

Todavía deberías beber tus vasos de agua y subir tu consumo si hace calor o harás actividades físicas intensas donde es probable que sudes mucho.

Las sandías, como los tomates, también contienen licopeno.

3. Mariscos

Esta dieta para la piel no se completará con mariscos, ¿verdad?

Si desea tener una piel más clara, considere aumentar su consumo de mariscos, particularmente salmón. Son ricos en ácidos grasos omega-3 que se sabe que mejoran las condiciones inflamatorias, como el acné.

Si no te gusta el salmón, las ostras son una gran alternativa. Las ostras tienen una buena cantidad de zinc para combatir el acné que controla la liberación de las hormonas masculinas que pueden causar granos.

Una advertencia, sin embargo.

Aunque los mariscos son excelentes para la piel, debe tener cuidado al comerlos, especialmente si tiene alergias. También debe ser inteligente acerca de dónde los compra.

Asegúrate de que los mariscos que vas a comer estén frescos y que estén cocinados de manera segura. No comprometa su salud en general solo por el bien de obtener una piel clara.

4. Verdes del diente de león

También te puede interesar este artículo: Tres formas de cuidar tu belleza con vinagre de manzana

Las ensaladas son geniales sin importar la temporada y qué mejor manera de hacerlas más sabrosas que agregar unas cuantas hojas de diente de león.

Estos vegetales pueden proporcionarle más que su dosis diaria de vitamina A, una vitamina milagrosa que puede tratar el acné y evitar los poros obstruidos . También están cargados de vitamina C que puede estimular la producción de colágeno para una piel más joven.

Es mejor que agregue una buena cantidad de col rizada en su ensalada, también. Esta es una buena fuente de niacina para una piel más clara.

5. chocolate oscuro

¿Quién dijo que no puedes comer chocolates?

Los chocolates se consideran un desencadenante de acné notorio,  pero los chocolates oscuros no lo son. De hecho, los chocolates oscuros están cargados de antioxidantes que pueden reducir el daño causado por la inflamación.

Una palabra de precaución:

Aunque los chocolates oscuros tienen menos posibilidades de causar erupciones cutáneas, no significa que pueda excederse. Recuerde comer con moderación.

6. Arándanos y fresas

Si pasa más tiempo al aire libre, necesita algo que pueda disminuir su sensibilidad al sol. Y ahí es donde destacan los arándanos y las fresas.

Estos dos pueden mejorar no solo la apariencia y la textura de su piel, sino también su flujo sanguíneo. Cuando hay más sangre fluyendo hacia su piel, recibirá más nutrientes y oxígeno.

En esencia, esto significa obtener una piel más saludable.

Puede comer estas bayas por su cuenta o puede convertirlas en un refrescante batido. Si tiene algunas bayas sobrantes, incluso puede usarlas para hacer una máscara facial.

Son ácidos y pueden ayudar a eliminar el exceso de grasa en su piel. También pueden ayudar a aclarar cicatrices de acné y otras imperfecciones.

7. Aguacates

Los aguacates no se llaman súper alimento por nada.

Los aguacates contienen una buena cantidad de vitamina E. Es una de las mejores vitaminas para la piel ya que es compatible con la regeneración de células de la piel y el crecimiento celular.

También es un ingrediente clave cuando se trata de combatir el acné.

Además de esas propiedades, los aguacates también son ricos en fibra. Pueden mantener su nivel de azúcar en la sangre dentro del rango normal y controlar sus hormonas.

En caso de que se lo pregunte, el alto nivel de azúcar en la sangre y las fluctuaciones en las hormonas pueden desencadenar una producción excesiva de aceite y reacciones inflamatorias.

Si sus papilas gustativas no favorecen el sabor de los aguacates, puede convertirlos en un batido o agregarlos a sus ensaladas y tortillas.

Y no te preocupes por permitirte. Este súper alimento es realmente amigable con tu cintura ya que también es uno de los mejores alimentos para perder peso.

En resumen

Tener piel propensa al acné no debe impedir que viva su vida. Simplemente debe ser un recordatorio de que debe cuidar más su piel.

Si bien el cuidado adecuado de la piel es importante, también es muy importante observar lo que comes. Por lo tanto, en lugar de permitirse consumir alimentos con alto contenido de azúcar y productos lácteos, considere cambiar su dieta para ayudar a su piel a sanar desde el interior.

Come más de los alimentos mencionados anteriormente y tu piel seguramente te lo agradecerá.