El Ibex 35 ha caído un 3,3% durante la semana y frena la racha eufórica de la que venía. El selectivo llegó a renovar los máximos de los últimos cinco años el pasado lunes con la conquista de la cota de los 11.800 puntos. Sin embargo, a partir de ahí comenzó a bajar. Aún así, el miércoles consiguió otro avance, después de la previsible reunión del BCE, en la que Draghi aseguró la buena marcha del programa de compra de deuda. En cualquier caso, el peor varapalo se lo ha llevado en la última sesión de la semana, en la que se ha dejado un 2,17% que le ha situado en los 11.359 puntos.

El factor que más ha pesado sobre los inversores ha sido que hoy era el vencimiento de derivados conocido como hora bruja en gran parte de los mercados. conocido como 'Hora Bruja'. Con la llegada de ese momento, los grandes selectivos se han venido abajo. Una caída de la que ya no se han recuperado. Así, el Dax alemán ha descendido alrededor del 2,3%, el Cac 40 francés se ha dejado más de un 1,5%, el FTSE Mib italiano ha bajado en torno al   2,1% y el FTSE 100 inglés ha perdido un 1,1% aproximadamente. En el ambiente sobre vuela el miedo por la cuestión griega. En los últimos días, los líderes helenos y algunos acreedores como el FMI han cruzado mensajes a través del Financial Times. En los mismos, la situación está cada vez más enconada. Grecia dice que si no existe una relajación de las condiciones que tiene que asumir en sus pagos podría declarar el default. Por el contrario, el FMI advierte de que no está dispuesto a ceder. La respuesta de los mercados ha sido en forma de caídas después de ver cómo hoy la Comisión Europea ha convocado para este fin de semana una comisión de expertos. También se ha notado de manera considerable en el mercado de deuda. A pesar del QE, los intereses de la deuda griega se han disparado y han contagiado a otras como la española, que a la hora de cierre de los mercados en Europa, la rentabilidad exigida por el bono a diez años ascendía por encima del 1,4%. Por su parte, la prima de riesgo se elevaba hasta los 136 puntos básicos. Hoy para colmo, los terminales de Bloomberg han dejado de funcionar a nivel mundial, lo que ha provocado aún más confusión entre los inversores, ya que se producía poco antes de la 'Hora Bruja'. La prueba de ello es que el Tesoro del Reino Unido ha suspendido una subasta de deuda programada para esa hora.

A este panorama hay que añadir malas noticias desde China. La Bolsa de Hong Kong ha descendido con fuerza después de que se rumoerara que China podría aceptar las posiciones cortas en su operativa busátil.

Desde el otro lado del charco tampoco las noticias son positivas. El arranque de Wall Street en la sesión de hoy ha agravado la situación después del mal arranque que ha tenido. A pesar de que la presentación de resultados de las empresas cotizadas no está yendo tan mal como se presuponía y que los datos macro aparecidos hoy están siendo positivos, los tres índices de referencia, Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq caían alrededor de un 1,5% cerca del fin de la sesión de bolsa en el Viejo Continente. También en EEUU hoy se producía vencimiento de derivados. El euro ha ganado algo de terreno con respecto al dólar, algo que a priori no es malo para las cotizadas estadounidenses. La moneda comunitaria se cambiaba por 1,07 billetes verdes. Lo que ha repuntado con fuerza durante la semana, a pesar de que a cerca del cierre europeo de la renta variable caí levemente es el petróleo. El barril de Brent se situaba por encima de los 64 dólares. El oro también caía levemente a esa misma hora pero la onza aún estaba en el nivel de los 1.200 dólares.

Dentro del Ibex, los valores únicos valores que han termiando en verde han sido Red Eléctrica y Jazztel, ambos con subidas muy moderadas. En el lado de las pérdidas ha sobresalido el Sabadell, que se ha dejado casi un 5%. Con descensos de más del 3% han estado Abengoa, OHL, BME, Santander, ArcelorMittal y Bankinter.

Entre los pesos pesados, además del bajón del banco cántabro, el primer valor en cuanto a capitalización bursátil dentro del Ibex, BBVA se ha dejado casi un 2,8%, Iberdrola ha caído en torno al 1,5%, Telefónica ha descendido más del 1%, CaixaBank e Inditex han rozado el 3% de bajada y Repsol ha caído un 1,26%.

En resumen, las bolsas europeas han cerrado la peor semana de 2015. El estratega de mercados de IG, Daniel Pingarrón, apunta a tres factores en este descenso:

También te puede interesar este artículo: 10 cualidades del líder del futuro

1.-El asunto de Grecia, que sin llamar demasiado la atención, ha provocado una ampliación de las primas de riesgo periféricas, acrecentando la rentabilidad de la deuda de estos países, y llevando el precio del Bund alemán a máximos históricos.

2.- El EUR/USD ha abandonado su tendencia bajista estructural, registrándose varios rebotes en las últimas fechas, provocados por una menor fortaleza del billete verde.

3.- El fortísimo rally que han desarrollado los índices europeos hasta la fecha, propicia las recogidas de beneficios.

Para el analista de XTB Francisco Sánchez-Matamoros este es el balance de los últimos cinco días: "Cerramos la semana en los parqués nacionales después de una jornadas con gran presión vendedora tras instaurarse la incertidumbre con la rebaja de rating de Grecia. La superación de los 11.800 puntos del pasado lunes simplemente fue un espejismo en una semana marcada por la recogida de beneficios. Con unos datos de inflación en línea con lo esperado, y demasiado ruido para los periféricos con motivo de la nueva calificación de la deuda helena, el Ibex35 ha perdido los principales soportes de corto plazo. En cualquier caso, correcciones normales para digerir las subidas de las últimas semanas".

A: P