(CNN)- El Solar Impulse 2, el avión experimental que intenta volar alrededor del mundo sin usar una gota de combustible, ha permanecido en tierra debido al clima en China.

Lo que se suponía que era una parada técnica para pasar la noche en la ciudad del sudoeste de Chongqing, se ha extendido a una estadía de dos semanas y media.

Se trata de una parada inesperada que está poniendo a prueba la paciencia de los pilotos y más de 60 miembros del equipo, a solo una cuarta parte del camino a lo largo de un recorrido que abarcará unos 35.000 kilómetros (21.748 millas) durante más de cinco meses.

"Puedes creer que tu voluntad puede influir en el clima", dice el piloto Bertrand Piccard, quien viene de una extensa línea familiar de exploradores. Pero, "luego te decepcionas mucho porque no funciona".

"O bien, simplemente sabes que se trata de una aventura que haces con las fuerzas de la naturaleza".

Piccard, junto con Andre Borschberg, un ingeniero suizo, están tomando turnos para volar el avión monoplaza, que despegó desde Abu Dabi el 9 de marzo y ha volado con éxito a través de Omán, India y Birmania.

Hay mucho en juego. Su misión, la cual según los pilotos tiene como objetivo demostrar el poder de la energía renovable e inspirar la innovación, ha requerido 12 años de elaboración. En muchos sentidos, se ha convertido en la razón de ser de Piccard y Borschberg.

También te puede interesar este artículo: 27 formas hacerte millonario en internet

Una pequeña oportunidad para despegar

Sin embargo, hasta ahora el Solar Impulse 2 ha pasado mucho tiempo en tierra.

El último contratiempo se produjo el jueves cuando se canceló un despegue debido a que se pronosticó que los vientos cruzados en Nankín, el destino del avión, serían demasiado fuertes alrededor de la hora prevista para su aterrizaje.

Debido a su peso, de tan solo 2.300 kilogramos —casi lo mismo que un vehículo todoterreno de gran tamaño— la aeronave necesita condiciones climáticas casi perfectas, incluyendo vientos cruzados de menos de 4 nudos, o unos 7 kilómetros por hora, para poder volar.

A: P