(CNNMoney) - Después de alejarse sin mucho más que una amonestación menor luego de una investigación antimonopolio de Estados Unidos, Google está por entrar en una lucha más seria con la Unión Europea.

Si Google pierde, recibirá una paliza. La UE quiere ver sangre.

Google se enfrenta a una multa hasta de 6.000 millones de dólares... más de un cuarto del valor de las ganancias de la compañía de búsquedas. También podría tener que cambiar la forma en la que muestra los resultados de búsqueda en la UE (los cambios no afectarían los resultados en otros países, entre ellos Estados Unidos).

La queja principal de la Comisión Europea contra Google tiene que ver con la forma en la que favorece sus propios resultados de búsqueda sobre los de sus competidores. Los enlaces más relevantes no siempre son los que aparecen enumerados al principio en Google.

Por ejemplo, la gente que busca "reloj para correr" verá fotografías, precios, clasificaciones y enlaces para cinco relojes de las empresas que le pagan a Google para hacer publicidad en el sitio. Al principio de la lista lo que verán no será los resultados de Amazon u otros competidores, y eso no necesariamente significa que estén viendo los mejores productos o los más relevantes de los resultados.

Google muestra su propio servicio de compras en la parte superior de la página de resultados.

"El hecho de que este siempre se presente al principio de la lista de resultados de la búsqueda no se basa en los méritos de las compras en Google", dijo Margrethe Vestager, principal funcionaria antimonopolio de Europa. "Las empresas dominantes no pueden abusar de su posición dominante para crear una ventaja en los mercados relacionados".

El hecho de que la UE haya presentado el caso contra Google no es de sorprenderse. La Comisión Europea (CE) ha estado investigando las prácticas de negocios de Google de manera irregular durante cinco años, una investigación que involucra a dos comisionados distintos que han hecho innumerables amenazas contra la empresa de búsquedas.

Justo cuando parecía que Google había prevalecido, el Parlamento Europeo votó a favor de una resolución no vinculante para dividir a Google, la CE votó por un nuevo Comisario de Competencia, y la marea se volvió en contra de la compañía de búsquedas.

La UE también ha sido notoriamente severa con las compañías tecnológicas estadounidenses.

Después de un intento fallido del Departamento de Justicia de Estados Unidos para dividir a Microsoft, a lo largo de la última década, la UE ha castigado al gigante del software con 1.600 millones de euros en multas y al obligar a la empresa a dar opciones de navegación a los usuarios de Windows más allá de Internet Explorer.

Intel también recibió una paliza con una multa de 1.400 millones de dólares por violar las normas antimonopolio allí... el mismo caso que resolvió por 6,5 millones de dólares con el fiscal general de Nueva York, después de alcanzar un acuerdo privado con su rival AMD.

También te puede interesar este artículo: Diseñan un vehículo para combatir incendios forestales

Google en sí ya perdió su batalla por el "derecho al olvido", una ley europea que requiere que la empresa elimine ciertos enlaces no deseados e inapropiados de los resultados de búsquedas si así se le solicita. Google luchó contra la ley con uñas y dientes y aun así, perdió.

Así que no es que Google se enfrente exactamente a un gobierno muy amigable en la UE.

Vestager dijo que la comisión está actuando en el interés de los consumidores e innovadores. Y señaló que una de cada cuatro empresas que en su comisión se quejaron de Google eran empresas estadounidenses.

Pero este es el problema con el caso de la Unión Europea: esta incorrectamente supone que el punto de partida para que los consumidores hagan compras siempre es Google.

En su respuesta a los cargos, Google señaló que sus sitios web de viajes y de compras lamentablemente se encuentran detrás de Amazon, eBay, Booking.com, TripAdvisor, Expedia y muchos otros sitios en Europa. Google podría tener una participación del 90% del mercado de búsqueda europeo, pero cuando se buscan ciertos productos en línea –los productos específicos por los que la UE está más molesta– Google difícilmente se describe como el único motor de búsquedas en el lugar. De hecho, no se acerca al más grande.

"Mientras Google podría ser el motor de búsqueda más utilizado, las personas ahora pueden encontrar y acceder a información de muchas maneras diferentes... y las acusaciones de daño contra consumidores y competidores han demostrado que están lejos de la realidad", dijo Amit Singhal, jefe de búsqueda de Google, en la publicación de blog.

Google ahora tiene 10 semanas para responder oficialmente a la demanda de la UE. Si este opta por no llegar a un acuerdo, el caso podría quedar inmovilizado en los tribunales durante años.

La compañía dice que "de manera respetuosa está firmemente en desacuerdo" con la demanda.

"Estamos ansiosos por presentar nuestros argumentos durante las próximas semanas", dijo Google en una declaración.

La comisión también ha emprendido una investigación exhaustiva sobre el sistema operativo móvil Android de Google después de que un grupo de competidores acusara a la empresa de usarlo para "monopolizar el mercado móvil y controlar los datos de los consumidores". Vestager dijo que la Unión Europea también está investigando otros servicios de Google, como sitios para hacer reservaciones en las aerolíneas y en hoteles.

A: P