El nuevo embajador de Bolivia ante el Vaticano, Armando Loaiza, expondrá "con detalle" ante la Santa Sede los argumentos centrales de la demanda marítima boliviana contra Chile.

Según informó Agencia EFE, el excanciller, aseguró que no solicitará una mediación papal en este caso, debido a que la controversia permanece ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

"Mientras el juicio esté incoado en La Haya es imposible que alguien acepte una mediación, primero porque está vigente un proceso. Y en segundo lugar, para que haya una mediación tienen que aceptar las dos partes, y desde luego en este tema Chile jamás va a aceptar, ya lo ha dicho", declaró el diplomático.

“A la Iglesia no le gusta asumir mucho el rol de mediador, como si fuera una Corte", y lo hace solo cuando considera que es "imperativo actuar o su acción puede ser útil". "La Iglesia no quiere que se la considere como una instancia internacional de solución, como era en la Edad Media. No es su tarea ser un tribunal internacional", agregó.

También te puede interesar este artículo: El lago que revela los secretos del origen de la humanidad

Esto ocurre luego de que la Santa Sede entregara esta semana el beneplácito para que el exministro de Relaciones Exteriores de los gobiernos de Eduardo Rodríguez Velzé y Carlos Mesa, ejerza la representación de su país, labor que ya había cumplido entre los años 1994 y 1998.

El martes próximo el excanciller se unirá al trabajo de una comisión oficial que llegará del Vaticano para continuar con la preparación de la visita del Pontífice a Bolivia, cuyo comienzo está programado para el 8 de julio próximo en el marco de una gira que incluye a Ecuador y Paraguay. La única visita anterior de un Papa a Bolivia fue la realizada por Juan Pablo II en 1988.

A: P