(www.neomundo.com.ar / Fuente: OMS) La cesárea es una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes en todo el mundo, y su frecuencia sigue aumentando, sobre todo en países ingresos altos y medianos.

Aunque permite salvar vidas humanas, a menudo se practica sin que existan indicaciones clínicas, lo cual pone a las madres y a los niños en riesgo de sufrir problemas de salud a corto y a largo plazo.

En una nueva declaración, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca lo importante que es centrarse en las necesidades de los pacientes, caso por caso, y desalienta el establecimiento de "metas" con respecto a la tasa de cesáreas.

Cuando se recomienda

La cesárea puede ser necesaria cuando el parto vaginal suponga un riesgo para la madre o el niño. Por ejemplo: parto prolongado, sufrimiento fetal o presentación anómala. No obstante, también puede ser causa de complicaciones importantes, discapacidad y muerte, sobre todo en entornos que carecen de instalaciones para realizar intervenciones quirúrgicas en condiciones seguras y tratar posibles complicaciones.

Desde 1985, la comunidad sanitaria internacional ha considerado que la tasa "ideal" de cesáreas se encuentra entre el 10% y el 15%. Nuevos estudios revelan que el número de muertes maternas y neonatales disminuye cuando dicha tasa se acerca al 10%, pero no hay pruebas de que las tasas de mortalidad mejoren cuando se supera esa cifra del 10%.

También te puede interesar este artículo: Descubren un código para reprogramar células del cáncer

"Estas conclusiones destacan el valor de la cesárea para salvar vidas entre las madres y los recién nacidos", dice la Dra. Marleen Temmerman, directora del Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas de la OMS. "Asimismo ilustran lo importante que es garantizar que se ofrezca la cesárea a todas las mujeres que la necesiten, y no centrarse simplemente en alcanzar una determinadan tasa".

Todavía se desconocen los efectos poblacionales de las tasas de cesáreas en los desenlaces maternos y neonatales, como las muertes intrauterinas o afecciones como la asfixia del parto. Son necesarias más investigaciones sobre el impacto de la cesárea en el bienestar psicológico y social de la mujer.

Debido al aumento de los costos, las tasas elevadas de cesáreas innecesarias pueden detraer recursos para otros servicios en sistemas de salud sobrecargados y frágiles.

A: P