LAS VEGAS – En los últimos siete años, las ceremonias de pesaje para las peleas importantes se han convertido en grandes eventos por si mismos. Bajo la ley del estado de Nevada, los pesajes están abiertos al público y los miles de aficionados que no pudieron costear el boleto para la pelea de la noche siguiente pueden ir a la arena a darle un vistazo a los boxeadores.

Ningún otro pesaje ha sido más memorable que el que tuvo lugar la tarde anterior a la pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Ricky Hatton, en el 2007. Decenas de miles de fans de Hatton llenaron la arena MGM Grand Garden, donde cantaron y vitorearon durante horas, mientras la frase “¡sólo hay un Ricky Hatton!” reverberaba por todo el casino.

Pero los fans que quieran vivir una experiencia similar antes de la pelea Mayweather-Pacquiao del 2 de mayo tendrán que prepararse para pagar por ese privilegio.

En lo que se cree que es algo sin precedentes en la historia de Nevada, se cobrará la entrada a los fans que asistan a la ceremonia de pesaje el 1 de mayo en MGM Grand Garden Arena. Francisco Aguilar, presidente de la Comisión Atlética de Nevada, dijo que buscó asesoría de la procuraduría general del estado de Nevada antes de autorizar que se realice el cobro.

“Todo el dinero, cada dólar, por la venta de los boletos se destinará a causas benéficas”, dijo Leonard Ellerbe, director general de Mayweather Promotions.

Mayweather ha designado a la Fundación Susan B. Komen como la obra benéfica de su elección. Pacquiao eligió al instituto de salud mental Lou Ruvo Center for Brain Health. Las ganancias generadas por la venta de los boletos para el pesaje beneficiarán a ambas organizaciones en partes iguales.

Durante mucho tiempo, Royce Feour fue reportero de boxeo en el periódico Las Vegas Review-Journal y cubrió peleas en Nevada que se remontan a principios de los 60. Feour dijo que podía recordar que se cobrara la entrada al antiguo Dunes Hotel/Casino, para que los fans pudieran ver a Floyd Patterson mientras se ejercitaba antes de una pelea con Sonny Liston. Sin embargo, Feour dijo que hasta donde podía acordarse, jamás se había cobrado la entrada para una ceremonia de pesaje en el estado.

También te puede interesar este artículo: Pacquiao corre como nunca para vencer a Mayweather el 2/5

El cobro, sin embargo, no se debe a que los boxeadores busquen sacarle el máximo provecho a la promoción del encuentro. En lugar de eso, se está probando como una forma de controlar a las multitudes.

Los funcionarios anticipan la presencia de más de 50 mil personas en el MGM para la transmisión de la pelea por circuito cerrado el día siguiente. Existe el temor de que un gran porcentaje de ellas intente asistir también al pesaje y puedan crear una situación que se salga de control.

Así que al realizar un cobro nominal, que aún no ha sido determinado, sólo los fans que tengan boleto podrán entrar y eso deberá hacer que sea más fácil controlar a las multitudes, dijo Aguilar.

“Queremos que sea tan seguro como sea posible para los boxeadores y para toda la gente que asista”, indicó Aguilar. “Y si los fans saben que necesitan un boleto para poder entrar, eso podría evitar que la gente haga fila desde muy temprano o cualquier desacuerdo surgido mientras la gente intenta entrar a la arena”.

A: P