Aunque pueda resultar incómodo para la pareja, es necesario. Según los expertos, existe un hábito tremendamente saludable después de tener relaciones sexuales que muy poca gente conoce.Sexólogos y ginecológos coinciden: orinar después de terminar una relación sexual es un hábito saludable.

La razón es que esta buena costumbre puede reducir hasta en un 80% las posibilidades de sufrir infecciones en el aparato reproductor y en todos los órganos relacionados. Así, una micción justo después de tener sexo puede evitar infecciones de vejiga, próstata, vesícula seminal e incluso en el riñón. La razón es que, durante el coito, pueden acumularse microbios, secreciones y bacterias pueden acumularse en la zona genital.

ESPECIALMENTE BENEFICIOSO PARA LAS MUJERES

El acto de expulsar la orina arrastra todas estas impurezas y está especialmente indicado para las mujeres, ya que su eyaculación no se produce a través de la uretra, por lo que la única forma de expulsar cualquier bacteria que se haya introducido durante el acto sexual, es a través de la orina, según informa RPP.

También te puede interesar este artículo: 3 Razones Por Las Cuales La Práctica Del Yoga Conduce A Un Mejor Sexo

Así pues, los médicos explican que lo más recomendable es no dejar pasar más de 45 minutos desde el fin de la penetración hasta la visita al baño. Con este sencillo paso se pueden evitar problemas mayores una vez que se ha mantenido contacto sexual.

a.m