Este alimento debe ser uno de los mas antiguos usado por el hombre en su nutrición, pero recién un tiempo después, por los años 7.000 antes de cristo, pudo explotarlo mejor y hoy es un producto primordial en nuestra mesa.        Los pueblos que habitaban la tierra en esa época (Sumerios, Chinos, Egipcios), aprendieron a domesticar a las abejas y recolectaban la miel en cantaros especiales preparados de barro.

Las abejas sacrifican sus vidas y miles de horas de trabajo para generar el alimento para su perfecta colonia que tiene uno de los mas  altos grados de organización dentro del mundo animal.

Los humanos debemos agradecer la industriosa diligencia de las abejas que fue una importante fuente de energía hasta que el humano inventó la manera de obtener azúcar industrializando la caña de azúcar y la remolacha azucarera.

Miles de años después, la apicultura ya se había extendido entre los griegos y romanos. Ya no solo se preocupaban por la miel sino también por la cera con la que fabricaban velas aromáticas y tablillas para sus escrituras. Pero aún mas importante como materia prima para elaborar sus cremas, cosméticos y ungüentos para el dolor. Cuando invadieron las fronteras del norte encontraron que todos incluidas las tribus germanas utilizaban la miel de la abejas para fines similares, aunque la miel provenía mas de las abejas silvestres que de las domesticadas.  Eso implicaba destrozar los nidos para robar la miel, mientras que de las domesticadas era totalmente diferente. De esta manera toda la humanidad aprendió  a crear hogares artificiales para las abejas hasta volverse una verdadera industria.

Es larga la historia de las deforestaciones y multiplicación de los cultivos que fue implicando la generación de nuevas especies de abejas que tenían que adaptarse a la agresión de los humanos al medio ambiente y su particular hábitat. Así mismo los apicultores fueron generando nuevos sistemas y tecnología para poder producir la mayor cantidad de miel. Tuvieron que utilizar todo su ingenio para que las abejas que generaban su miel en troncos huecos lo hagan en colmenas artificiales. También realizaron cruzas artificiales, generando todo tipo de abejas de alta producción y calidad de miel, tratando además de disminuir su agresividad.

Hoy una colonia regular tiene entre 40.000 y 50.000 abejas y las hay hasta de 80.000. Por norma solo una tercera parte de las abejas se dedica a  recolectar el néctar. Las demás dedican su trabajo a limpiar la colmena, airearla, atendiendo a las crías, a la reina y protegiendo la colmena contra una posible invasión. Muchas abejas colectoras nunca regresan a su colmena porque son víctimas de otros insectos aves y otros depredadores.

La cosecha de miel de una colmena depende de muchos factores, el clima, la cantidad de flores, la temporada del año, lo que lleva a veces a que el apicultor apenas pueda cubrir los costos y si le va bien pueda generar buenas ganancias. En las mejores épocas se puede recolectar en un año hasta 200 Kg de miel por colmena.

De las colmenas se pueden obtener varios productos que son muy apetecibles todos por el mercado. Naturalmente el principal producto es la miel propiamente dicha y luego otros productos no menos importantes como el propoleo, que es un antibiótico natural muy eficaz y que en la época de los Sumerios hasta mas allá de los romanos era de suma importancia, ya que en esas épocas no se conocía aun la penicilina y otros antibióticos. Curaba problemas bacterianos y virales ayudando a generar anticuerpos y estimulando el sistema inmunológico, protegiendo contra todo tipo de infecciones y agentes no específicos. También es un fungicida, anestésico, antiinflamatorio, cicatrizante, bacteriostático muy reconocido mundialmente. Puede ayudar en las afecciones digestivas como la gastritis y trastornos hepáticos biliares, diarreas y otros.

El polen, es un gran aliado de las mujeres por sus propiedades que dan vitalidad, conservación de la juventud, sirve mucho en terapias de sustitución hormonal, para mujeres mayores de 45 años.  El polen tiene una gama de nutrientes muy completa. Tiene un 35% de proteína y con una gama completa de aminoácidos y además contiene muchas vitaminas hidrosolubles, minerales y oligoelementos.

La jalea real, es un producto de la secreción natural de las abejas nodrizas que son encargadas de llevar el alimento a las reinas y a las larvas en sus primeros días. Es la principal causa de la longevidad de las reinas y del prematuro desarrollo de las larvas. Es un alimento súper concentrado en proteínas, vitaminas y minerales. Dentro de sus propiedades mas importantes podremos citar:

También te puede interesar este artículo: Los 6 trucos más usados por los publicistas de comida

Estimulante del sistema nervioso y muy energética.

Mejora la oxigenación cerebral

Regulariza trastornos digestivos

Sirve contra el frio y la fatiga

Retarda el envejecimiento de la piel

Aumenta la vitalidad y la longevidad

Estimula el sistema inmune

Es desintoxicante y antioxidante

A.: C