•    Amnistía Internacional alerta de un aumento de llegadas de refugiados por mar
•    En 2014, 218.000 personas salieron al mar desde África y sólo 170.000 llegaron a Italia

Amnistía Internacional (AI) ha presentado este miércoles en Barcelona una campaña para alertar a la Unión Europea del fracaso de su política migratoria ante el aumento de personas que han muerto en el Mediterráneo intentando llegar a las costas europeas desde el norte de África.

La organización recordó en un informe presentado en Londres que el año pasado unas 218.000 personas salieron al mar desde estos países y unos 170.000 llegaron a la costa italiana, una cifra que consideran que este año podría superarse con un 42% más de refugiados.

Por eso consideran que como la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión (Frontex) tiene estas previsiones podrían realizar el operativo adecuado de salvamento y rescate para evitar la mayoría de las 1.700 muertes que han tenido lugar en lo que llevamos de año y que han multiplicado por 100 el mismo periodo del 2014. El año pasado perecieron en el mar unas 3.500 personas.

La portavoz de Amnistía Internacional en España, María Serrano, considera que "hay vidas que no se salvan por falta de recursos y de voluntad política" y lamentó que con el cambio de las operaciones de control del mediterráneo de la Unión Europea, que ha disminuido en recursos y efectivos según la entidad, se ha dejado de "priorizar el rescate".

También te puede interesar este artículo: Las diez fugas de prisión más increíbles de la historia

Por eso reclaman a las administraciones un esfuerzo para tener en cuenta que la mayoría de las personas que salen de su país lo hacen porque son zonas de conflictos, en el caso de Siria, Sudán o Afganistán, o por el clima de inestabilidad, como pasa con los subsaharianos. La organización considera que la Unión Europea debería reconocer la categoría de refugiados a estas personas y garantizar una salida segura por cauces "legales". "Deben poner las personas delante de las fronteras", ha destacado Adriana Ribas, la coordinadora de 
Amnistía Internacional en Cataluña.

El informe también presenta testimonios de personas que iban en las embarcaciones que han sufrido naufragios este año y que explican cómo vieron morir a compañeros suyos junto a mujeres y niños. Además, reiteran que los salvamentos con barcos mercantes, como el realizado el pasado 18 de abril, conllevan muchos riesgos ya que forman olas grandes que perjudican a las embarcaciones de los refugiados, ya que son inestables. También piden que se dote a Italia y Malta de infraestructura y medios financieros para permitir estos rescates.

 


A: N