Nairobi, 24 abr (EFE).- Guinea, Liberia y Sierra Leona están llevando a cabo la mayor campaña de vacunación desde el inicio del brote de ébola para proteger a millones de niños contra enfermedades que se pueden prevenir, pero que son potencialmente mortales, informó hoy Unicef en un comunicado.

Con motivo de la Semana Mundial de la Vacunación, que comienza hoy y termina el 30 de abril, los tres países más afectados por el virus pretenden vacunar a más de tres millones de niños contra enfermedades como el sarampión y la poliomielitis a través de campañas que Unicef apoya con vacunas y formación.

"Mientras continúan los esfuerzos para llegar a cero casos de ébola, es fundamental que los servicios básicos de salud sean restablecidos", declaró Manuel Fontaine, director regional de Unicef para África Occidental y Central.

"La intensificación de los programas de vacunación, interrumpidos por la epidemia, va a salvar vidas y evitar un retroceso en materia de salud respecto a los progresos conseguidos en estos países antes del brote", añadió Fontaine.

También te puede interesar este artículo: ¿Se han cumplido realmente los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

Las campañas de vacunación han comenzado cuando todavía está activa la amenaza del ébola, por lo que los vacunadores siguen estrictos protocolos que incluyen el uso de ropa de protección como guantes y delantales, así como lavarse las manos regularmente.

Hasta el momento la Organización Mundial de la Salud ha informado de más de 26.000 casos de ébola y 10.000 muertes en los tres países, donde el brote ha debilitado los ya frágiles sistemas de salud e interrumpido las intervenciones de salud rutinarias. EFE

A: P