NASHVILLE, Tennessee, EE.UU. (AP) — Un club de intercambio de parejas en Nashville dice haberse convertido en una iglesia a fin de conseguir la aprobación municipal y abrir su local al lado de una escuela cristiana.

El proceso comenzó hace unos pocos meses cuando The Social Club, en el centro de Nashville, vendió su edificio y compró otro en un sector dilapidado a varios kilómetros (millas) al este.

El nuevo edificio está aislado al final de una calle sin salida, pero cerca de los fondos de la escuela cristiana Goodpasture, un establecimiento privado de enseñanza primaria y secundaria.

Podría haber pasado mucho tiempo antes de que las autoridades escolares y los padres de los alumnos se enterasen de las actividades del club, que se anuncia en su cibersitio como "club privado para el disfrute, tanto de hombres como de mujeres, en cualquier actividad sexual", pero alguien envió cartas en forma anónima al presidente de la escuela y la concejal local. Ambos dijeron que quien les envió las cartas dijo ser un miembro del club, aunque no tienen certeza de que sea así.

Los padres de los alumnos y líderes religiosos fueron convocados al Concejo Metropolitano de Nashville para apoyar un cambio a las leyes de zonificación para evitar que el club abriera sus puertas. Fue en ese momento en que el club, que gastó 750.000 dólares en el edificio e inició renovaciones, se transformó súbitamente en una iglesia.

Ahora los planes del Centro de la Hermandad Unida (United Fellowship Center) son casi idénticos a los del The Social Club, pero con distintas denominaciones. El salón de baile ha pasado a ser el santuario. Dos cuartos denominados "mazmorras" ahora son "coro" y "campanillas". Hay 49 cuartos privados pequeños, pero en su mayoría se han convertido en "cuartos de oración".

También te puede interesar este artículo: El extraño caso de las quintillizas que nacieron en EE.UU.

Larry Roberts es el abogado del club devenido iglesia. Antes había amenazado llevar a la municipalidad ante la justicia, pero ahora dice que es la municipalidad la que deberá demandarlo.

"La pelota está ahora en terreno de la ciudad. Nos han dado permiso para reunirnos como iglesia y una iglesia no es algo que pueda ser definido según la Constitución de Estados Unidos", afirmó.

Roberts aseguró que los miembros de la iglesia "se reunirán en camaradería" en el nuevo edificio pero sin actividad sexual. "Si alguien tiene otra cosa en mente, irá a otro sitio".

Varias personas opuestas al club manifestaron escepticismo. "Me cuesta creer que hayan invertido ese dinero y que se limiten a cambiar de actividad", dijo el presidente de Goodpasture Ricky Perry. "Realmente espero que sea verdad".

A: P