Tengo que confesarlo, soy de aquellas personas que cree que el agua es para bañarse y regar las plantas pero, sé lo importante que es consumirla para mantenerme saludable. Tal vez por ello, he decidido inventarme las más divertidas estrategias para tomar al menos 8 vasos diarios de H2O.

Tal vez el problema que tengo con el agua es que no sabe a nada, por ello, el hacerla mas sabrosa de forma natural ha sido una de mis estrategias. Desde trozos de melón y sandia, hasta gotas de limón y naranja terminan en mi botella de agua.

Pero darle sabor no es suficiente, es fundamental hacerla lucir provocativa. Por ello, el agregarle hojas de menta, servirla en vasos hermosos y colocarle hielo, me ayuda a olvidarme de que estoy tomando agua y hasta me hace pensar que estoy degustando un rico coctel.

Otra de mis estrategias se la debo a la tecnología, de hecho, la mayoría de teléfonos inteligentes tienen aplicaciones que promueven el consumo de agua. Además de ayudarte a llevar la cuenta de cuántos vasos haz consumido, puedes programar alertas que te recordaran que debes consumir más agua durante el día.

Por ahí dicen que la unión hace la fuerza y entre más personas en tu hogar consuman agua, la posibilidad de que tu te sirvas un vaso de H2O serán mayores. Asegúrate de no comprar sodas, jugos u otras bebidas que puedan tentarte a ti y a tus familiares y que al final, están llenas de azucares perjudiciales para la salud.

También te puede interesar este artículo: CLIMA Y ENERGÍA: ¿Qué hay de lo nuestro? Por Mar Asunción (WWF)

Mantén tu botella o vaso de agua cerca de ti. Desde mantener agua en tu oficina, hasta en al auto, es una forma inteligente de mantenerte hidratado y listo para consumirla.

Como verás, tomar agua es para algunos todo un sacrificio pero, con un poco de ingenio se puede convertir en todo un placer.

A: P