La cifra de fallecidos españoles en el accidente aéreo de los Alpes vuelve a ascender. Ya son 51 las víctimas certificadas, según ha confirmado el Gobierno. El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, había señalado con anterioridad, en una comparecencia en Moncloa tras la reunión del gabinete de crisis, que la cifra de 49 víctimas que ofrecía en ese momento era "provisional" aunque dijo que sería "muy cercana a la definitiva". Por su parte, la compañía Germanwings, que operaba el vuelo, había rebajado la cifra a 35.

Descartada cualquier esperanza de encontrar supervivientes desde los primeros momentos en los que se desató la tragedia, ahora sólo queda el dolor. Y un rosario de incógnitas abiertas. ¿Qué pudo fallar? ¿Qué ocurrió en ese vuelo AU9525? El primer paso para esclarecer lo ocurrido se consiguió dar ayer por la tarde, cuando los equipos de rescate recuperaron una de las cajas negras del aparato, el Airbus A320 que, sin explicación, comenzó a precipitarse al vacío y desapareció de los radares menos de una hora después de despegar de El Prat. El hallazgo del dispositivo, que según las autoridades francesas se está examinando en París a pesar de haber quedado muy dañado tras el terrible impacto, es clave. La segunda caja negra ha aparecido esta misma tarde, aunque está "muy deteriorada". Sin embargo, los cuerpos de las víctimas, mezclados con el amasaijo de hierros en el que ha qeudado convertido el aparato, siguen allí, en ese inhóspito punto de los Alpes franceses, a la espera de poder ser rescatados. Su identificación será larga y penosa, según los expertos. Mientras, sólo queda el dolor.

Hasta Seyne-les-Alpes, a pocos kilómetros del lugar de la catástrofe, donde está el centro de mando de los equipos de seguridad y emergencia, se han desplazado el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente galo, François Hollande. Hollande y Merkel fueron los primeros en llegar, en un helicóptero que llevaba en su ventanilla la bandera francesa, al filo de las 14.15 horas, y poco después lo hicieron, en coche, Rajoy y Mas, que se desplazaron por carretera desde Marsella.

Los responsables del dispositivo de rescate, autoridades, mandos de las fuerzas de seguridad, militares y servicios de emergencia recibieron a los mandatarios en la gran explanada desde donde despegan los helicópteros que suben hasta el lugar del desastre. Rajoy, Hollande y Merkel recabaron unas primeras impresiones sobre las labores de rescate, saludaron a miembros de los equipos dedicados a estas tareas desde ayer y se dispusieron a entrevistarse con algunos familiares de las víctimas alemanas que ya están en el lugar.

De momento, los familiares de los españoles fallecidos se han puesto en contacto con el operativo desplegado por la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra en el aeropuerto de El Prat para cotejar el listado de pasajeros y los datos personales de sus allegados. El departamento de Interior está procediendo, además, a la toma de muestras de ADN de las familias y se recopilan también aquellas que puedan extraerse de los enseres de las víctimas con el objetivo de completar lo mejor posible los perfiles de los afectados en el accidente. Un extremo que será de utilidad en el momento en el que comiencen a rescatarse los restos mortales y se proceda a su identificación.

Los equipos de rescate retomaron al amanecer de este miércoles las labores de búsqueda de los restos del avión de la aerolínea Germanwings, que se estrelló ayer en los Alpes franceses cuando efectuaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf. Después de suspender las labores de búsqueda al caer la pasada noche, el dispositivo comenzó a desplegarse de nuevo a las 7.00 horas (06.00 GMT) poco después de salir el sol en la localidad de Seyne-les-Alpes, a pocos kilómetros del escenario de la tragedia y donde se ha establecido la base de operaciones.

También te puede interesar este artículo: ¿La preferencia política es cuestión de genética?

Fuentes oficiales descartan "casi por completo" poder recuperar hoy los cuerpos y dan prioridad a obtener información sobre las causas de la colisión. Así lo indicó a un grupo de periodistas el coordinador del equipo de helicópteros, Xabier Roy, quien agregó que se está trasladando al lugar del accidente a médicos forenses para constatar los fallecimientos, aunque la identificación se hará posteriormente. Roy dijo que las condiciones en el lugar son "más difíciles" que ayer a causa de la lluvia que ha caído esta noche, lo que convierte el escarpado terreno en resbaladizo.

"Un accidente inexplicable"

El presidente de Lufthansa, matriz de Germanwings, Carsten Spohr, ha asegurado que el "accidente es inexplicable" y que el aparato estaba técnicamente bien. Ya ayer, pocas horas después de que que se registrara el siniestro, el portavoz de la compañía Germanwings, Thomas Winckelmann, recalcó que el aparato había cumplido todas sus revisiones, la última de ellas el pasado lunes. La aerolínea confirmó que el avión descendió durante ocho minutos antes de estrellarse, después de que se le perdiera la pista cuando volaba a 6.000 pies (unos 2.000 metros). El responsable también explicó que el capitán del avión llevaba más de diez años trabajando para Germanwings-Lufthansa y acumulaba más de 6.000 horas de vuelo.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, ha reconocido este miércoles que la caja negra del avión está dañada pero que será posible analizarla. En una entrevista a la emisora 'RTL', el ministro indicó que va a ser posible reconstituir los datos de esa caja, la que graba las conversaciones de los pilotos, para tratar de esclarecer lo sucedido. El dispositivo encontrado ya ha llegado a París, y ahora el organismo francés de Investigación de Accidentes (BEA), será la que se encargue de analizar su contenido. En declaraciones a un grupo de periodistas, el fiscal de Marsella encargado del caso, Brice Robin, explicó que "quizá tengamos un primer resultado del análisis de la caja negra a final de esta tarde, pero los exámenes complementarios tardarán varios días".

A:m