Fuente: OPS/OMS) La región de las Américas se ha convertido en la primera del mundo en ser declarada libre de transmisión endémica de rubéola, una enfermedad viral contagiosa que puede causar múltiples defectos al nacer y hasta muerte fetal si es contraída por una mujer durante su embarazo.

Este logro culmina un esfuerzo de 15 años que involucró la administración ampliada de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (SPR) a lo largo del continente. El anuncio de este éxito llega cuando 45 países y territorios de la región están participando en la Semana de Vacunación en las Américas, que se celebra entre el 25 de abril y el 2 de mayo.

La declaración de la eliminación de la rubéola y del síndrome congénito de rubéola, realizada por un comité internacional de expertos durante una reunión en la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) la semana pasada, hace que estas sean la tercera y cuarta enfermedades prevenibles por vacunación que se han eliminado de las Américas, luego de la erradicación regional de la viruela en 1971 y la eliminación de la poliomielitis en 1994.

"La eliminación de la rubéola de las Américas es un logro histórico que refleja la voluntad colectiva de los países de nuestra región de trabajar juntos para lograr metas ambiciosas de salud pública", dijo Carissa F. Etienne, Directora de la OPS/OMS.

"Las Américas fue la primera región en erradicar la viruela, la primera en eliminar la poliomielitis, y ahora es la primera en eliminar la rubéola y el síndrome de rubéola congénita. Estos logros prueban el valor de la vacunación y cuán importante es hacer que las vacunas estén disponibles aún en los rincones más remotos de nuestro continente", subrayó.

"Tres años atrás, los gobiernos acordaron un Plan de Acción Global de Vacunas. Una de las metas de ese plan es eliminar la rubéola en dos regiones de la OMS para el final de 2015. Felicito a la región de las Américas por ser la primera región en alcanzar esta meta", afirmó Margaret Chan, Directora General de la OMS.

La rubéola causó brotes generalizados a lo largo de las Américas antes de la introducción de la vacuna SPR.

También te puede interesar este artículo: ¿Por qué tantos deportistas tienen tan malos dientes?

Aunque el virus suele causar infecciones leves o asintomáticas en niños y adultos, cuando una mujer la contrae al comienzo de su embarazo, puede causar un aborto involuntario o el síndrome de rubéola congénita, que implica defectos de nacimiento como la ceguera, sordera y problemas cardíacos congénitos. Antes de la vacunación a gran escala contra la rubéola, se estima que cada año nacían entre 16.000 y más de 20.000 niños con síndrome de rubéola congénita en América Latina y el Caribe, en tanto más de 158.000 casos de rubéola se registraron en 1997 solamente. En los Estados Unidos, unos 20.000 bebés nacieron con el síndrome de rubéola congénita durante el último mayor brote de rubéola (1964-1965).

Tras la adopción generalizada de la vacuna SPR, también conocida como triple viral, por parte de los programas nacionales de inmunización de la región, en 2003 los países miembros de la OPS/OMS fijaron la meta de eliminar la rubéola para el año 2010.

En su reunión la semana pasada, el Comité Internacional de Expertos para la Eliminación del Sarampión y la Rubéola en las Américas revisó la evidencia epidemiológica brindada por la OPS/OMS y por sus países miembros, y concluyó que no ha habido evidencia de transmisión endémica de rubéola o de síndrome de rubéola congénita por cinco años consecutivos, lo cual excede el requerimiento de tres años para declarar a una enfermedad eliminada.

El comité destacó que espera estar en condiciones también de declarar la eliminación del sarampión en un futuro cercano.

"La batalla contra la rubéola nos tomó más de 15 años, pero ha resultado en lo que considero que es uno de los logros panamericanos más importantes de la salud pública del siglo XXI", afirmó la Directora de la OPS/OMS. "Ahora es tiempo de fortalecer el trabajo y terminar la tarea de eliminar también el sarampión", subrayó.

a.m