WASHINGTON, 8 mayo (Reuters) - El crecimiento del empleo en Estados Unidos repuntó el mes pasado y la tasa de desocupación cayó al mínimo en casi siete años de 5,4 por ciento, en nuevas señales de una recuperación del impulso económico que podría mantener a la Reserva Federal en curso para elevar las tasas de interés este año.

Las nóminas no agrícolas se incrementaron en 223.000, con aumentos en el sector servicios que contrarrestaron la debilidad en minería, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

Pero las nóminas de marzo fueron revisadas para mostrar que se crearon nada más que 85.000 posiciones, la menor cantidad desde junio de 2012. La nueva cifra implica que en febrero y marzo se agregaron 39.000 empleos menos de lo reportado anteriormente.

El dato de abril estuvo en línea con las previsiones de los economistas encuestados por Reuters, que esperaban un incremento de 224.000 con una tasa de desempleo de 5,4 por ciento.

El declive de una décima de punto porcentual en la tasa de desempleo a su menor nivel desde mayo de 2008 tuvo lugar incluso cuando más personas entraban al mercado de trabajo.

El sólido reporte del viernes, que además mostró importantes avances en las ganancias horarias de los empleados, sugirió fortaleza subyacente en la economía en el inicio del segundo trimestre luego de que la expansión pisara un bache al comienzo del año.

La economía se frenó en el primer trimestre e incluso ahora se cree que se contrajo por el efecto del frío intenso, alteraciones de la actividad portuaria, la fortaleza del dólar y profundos recortes de gastos de firmas de energía.

La Fed evitaría un ajuste monetario al menos un par de meses más teniendo en cuenta las fuerzas en contra que enfrenta el crecimiento por la escalada del dólar y la reducción de la inversión energética. Aparte, los funcionarios quieren tener aún más clara cuál es la trayectoria de la economía.

El banco central estadounidense ha mantenido las tasas de interés de referencia cerca del cero por ciento desde diciembre del 2008.

También te puede interesar este artículo: Cómo saber si eres un analfabeto financiero

La caída de la tasa de desempleo la dejó muy cerca del rango de 5,0 a 5,2 por ciento que la mayoría de los responsables de la Fed consideran consistentes con el pleno empleo.

La tasa de participación de la fuerza laboral, o la proporción de estadounidenses en edad laboral que están empleados o al menos buscan un puesto, creció 0,1 puntos porcentuales a 62,8 por ciento el mes pasado.

Las ganancias horarias promedio crecieron tres centavos en abril, lo que implicó un aumento anual de 2,2 por ciento.

Si bien siguen siendo muy tenues, los incrementos salariales impulsan el consumo, un buen augurio para la economía en general.

El mes pasado, el gobierno dijo que la economía se expandió apenas 0,2 por ciento anual en el primer trimestre pero un reporte de esta semana mostró un déficit comercial mayor de lo esperado, sugiriendo que el PIB de hecho podría haberse contraído.

Las contrataciones fueron generalizadas en todos los sectores en abril, salvo en el sector minero, donde un derrumbe de los precios del crudo socavó la producción de energía.

A: P