La moraleja dice que el crimen no paga, sobre todo cuando el ladrón publica globalmente las pruebas de su fechoría poco antes de ser capturado por las autoridades.

Ese habría sido el destino de Dominyk Antonio Alfonseca, de 23 años, quien con singular vocación por las redes sociales, según relata la televisora WAVY, al parecer subió a Instagram dos videos y una foto de lo que sería su más reciente y malograda fechoría, quizá deseoso de mostrarse al mundo como digno protagonista de un torcido ‘reality show’.

Según la WAVY, Alfonseca se apareció el lunes pasado en un banco de Virginia Beach, estado de Virginia, y le entregó a una cajera una nota que decía, a grandes rasgos: "necesito 150,000 dólares ahora mismo. Por favor. La policía toma de 3 a 4 minutos en llegar aquí, y apreciaría si usted activa la alarma un minuto después de que me vaya. Asegúrese de que el dinero no estalle durante mi salida :-)”.

La cajera le habría hecho caso, al menos en la parte de darle muchos billetes, y Alfonseca tuvo la posibilidad de salir del banco y, presumiblemente, subir desde su teléfono a Instagram la prueba de lo que hasta el momento parecía una hazaña consumada. Pero poco le duró el gusto pues 20 minutos después del robo la policía lo capturó y arrestó con las manos en la masa: una bolsa llena de dinero.

Pero en el colmo de la picaresca, el sospechoso niega que se haya tratado de un robo e incluso afirma, de acuerdo a la WAVY y con cinismo un tanto ingenuo, que no cometió ningún crimen, que un "robo es cuando se demanda algo y se toma el dinero" y que él no hizo nada de eso. Según otra televisora local, la WVEC, Alfonseca dijo que quien cometió el error no fue él,sino la cajera que le dio el dinero.

Al final, todo concluye con los dichos del detenido de que él en realidad no pretendió robar, que no atracó el banco por dinero y que sabía que su página (en Instagram) recibiría exposición tras su peculiar posteo. Todo en aras de sus 15 minutos de fama, o de ser 'trending topic', dirían algunos.

También te puede interesar este artículo: Creen haber hallado un escondite nazi en medio de la jungla argentina

El problema para Alfonseca es que, además del lío legal en que se metió, parece que no se ha percatado de la gravedad del asunto y cree, según la WAVY, que será encontrado inocente.

Hay de inocencias a inocencias, pero en el caso de Alfonseca la suya no le alcanzó por lo pronto para poder salir bajo fianza y deberá comparecer ante la corte el 12 de junio.

Y parece dudoso que logre allí convencer a alguien de que las pruebas que en Instagram lo incriminan en el robo y lo implican in fraganti no son sino una peculiar forma de marketing viral.

A: P