La vida de Jenny Gisby parecería sacada de la película "Cincuenta primeras citas": a menudo tiene que mirar un álbum de fotos y otros recuerdos para recordar quién es su novio, porque se le olvida todas las mañanas.

Gisby, de 20 años, padece de trastorno neurológico funcional, una rara condición que causa pérdida sistemática de los recuerdos. Se desconocen las causas de esa enfermedad, pero no está relacionada con lesiones en el cerebro o sistema nervioso.

En un intento por mantener viva su memoria, la joven ha compilado un álbum lleno de fotografías y recuerdos de su relación con Stuart Balmforth. Cada vez que se produce un episodio de pérdida de memoria, Stuart le muestra el álbum con la esperanza de que ella recuerde su romance, al igual que sucede en la película de 2004 protagonizada por Drew Barrymore y Adam Sandler.

El álbum de Gisby contiene fotografías, boletos de tren y recuerdos de festivales a los que ha asistido en su natal Inglaterra. Su novio también ha añadido algunos detalles para mostrarle el noviazgo que han sostenido durante tres años.

"Fue una gran idea de Jenny y la usamos todas las semanas para asegurarnos de que nunca se olvida de lo que hemos hecho juntos”, relató el joven a la agencia de noticias Cater.

Gisby apenas está aprendiendo a lidiar con su condición neurológica, que también comenzó de manera inusual: se desmayó en su trabajo en el supermercado Sainsbury y permaneció en coma varios días. Al despertar, el pasado mes de noviembre, lo primero que supo fue que había sufrido una parálisis en sus piernas.

Pronto recibió el aterrador diagnóstico.

"Podía despertar después de haber dormido toda la noche sin tener idea de quién soy ni de mi novio y mis padres”, recordó Gisby en una entrevista concedida con el fin de ayudar a otras personas que padecen la misma enfermedad.

"Me sentía muy enojada al principio porque creía que todos a mi alrededor eran perfectos desconocidos. Es aterrador cuando me despierto sin memoria y demoro una media hora antes de que comience a recordar de nuevo”, relató.
Fue así como decidió armar el álbum de recuerdos, percatándose también de cuán doloroso resultaba para sus seres queridos tratar de explicarle cada vez quiénes son en su vida.

También te puede interesar este artículo: En Tokio los perros se alquilan por horas

Gisby estudiaba en la Universidad de Nottingham Trent y tuvo que renunciar a sus estudios por no poder seguir el ritmo de estudios, además de tener que enfrentar el reto de adaptarse al uso de la silla de ruedas. También le diagnosticaron epilepsia, y sufre convulsiones unas dos veces por semana.

"Me siento muy afortunada de tener a mi novio, Stuart, a mi lado, pues él ha sido un gran apoyo en todo y revisa el álbum de fotos conmigo para ayudarme a recordar”, dijo la joven.

Sus padres, Jane y Rob, también la han respaldado incondicionalmente.

Los médicos creen que Gisby ha sufrido de trastorno neurológico funcional desde que tenía 10 años.

"Cuando era más joven tenía terribles problemas de equilibrio y siempre me estaba dislocando las  articulaciones, pero sólo después que salí del coma no pude caminar en absoluto”, recordó.

Ahora Gisby intenta recaudar fondos para comprar una silla de ruedas más ligera y no pierde la esperanza de recuperar la movilidad de sus piernas.

A: P