MÉXICO, D.F., mayo 11 (EL UNIVERSAL).- Es inusual tener en una noche de subastas las dos obras maestras que este lunes ofertará en Nueva York la Casa Christie´s. Entre otras obras de arte del siglo XX y comienzos del XXI, en la puja que se realizará a partir de las 19 horas destacan una pintura de Pablo Picasso y una escultura de Alberto Giacometti. Esas piezas están consideradas por expertos dos de sus mayores creaciones, llamadas a romper el récord de venta de cada uno y a sentar nuevos precedentes para el mercado del arte moderno.

La subasta concentra los reflectores por las ventas de los últimos años que, de manera constante, abren marcas históricas y congregan a nuevos protagonistas. El último, Paul Gauguin, de quien se vendió en febrero, por fuera de subasta la pintura "Nafea faa Ipoipo", (¿Cuándo te casarás conmigo?), que data de 1892, por 300 millones de dólares.

"Las mujeres de Argel", de Pablo Picasso, y "L’homme au doigt" (El hombre que apunta), de Alberto Giacometti, tienen precios de salida de 140 y 130 millones de dólares, respectivamente, sin incluir las comisiones. El récord para el pintor español es de 106 millones por su pintura "Desnudo", hojas verdes y busto, que fue vendida en 2010; el récord para Giacometti es por 104 millones por su escultura "El hombre que camina", de 2010; que es el precio más elevado para una escultura en la historia.

Además de ese mercado donde ahora no sólo participan coleccionistas chinos y rusos, sino árabes, y donde no sólo están coleccionistas tradicionales, sino jóvenes empresarios, lo que hace diferente esta subasta es la historia tan singular que cada una de las dos obras tiene, el momento en que las crearon los artistas y la manera como cada uno la hizo.

- Homenajes de Picasso

"Las mujeres de Argel", es la número 15 y final, de las versiones que de esta obra pintó Picasso. La pintura es la mejor concluida de esa serie que data de finales de 1954 y comienzos de 1955; en ella, hizo un homenaje al maestro francés del siglo XIX, Eugene de la Croix. En los documentos de su Antología fue citado un diálogo imaginario donde el pintor decía: “Tenías a Rubens en mente y pintaste un De la Croix”.

Los especialistas consideran que después de "Las señoritas de Avignon", de 1907, y Guernica, de 1937, es la obra más importante del pintor español en manos privadas.

La obra es parte de un proyecto que el pintor inició tras la muerte de su amigo y rival Henri Matisse, y se considera una elegía a él. Picasso creó casi 100 estudios en papel y 14 pinturas de la pieza que destaca por su composición, los juegos con el cubismo y la perspectiva, los colores vivos y las obsesiones del artista ahí presentes.

- Mirar hacia el futuro

También te puede interesar este artículo: París revuelve en los recuerdos de Édith Piaf a los 100 años de su nacimiento

La escultura de Alberto Giacometti es una obra de la postguerra que el artista creó en una noche de octubre de 1947. Es también la más alta de cuántas hizo (177.5 centímetros) y, a diferencia de todas las otras, fue pintada por él.

Es una pieza en bronce, delgadísima y esbelta, que se ha interpretado como una obra icónica y evocativa. De ella hizo seis versiones, una de las cuales se halla en el MoMA.

El personaje de la obra tiene levantada su mano que apunta, así se ha interpretado, hacia un futuro más brillante para la humanidad.

Giacometti le contó su biógrafo James Lord que la hizo entre la media noche y la mañana siguiente. En esta versión decidió pintar a mano los tonos de la piel, en el largo cuerpo, y pigmentos negros en el pelo y un ojo, lo que le da un alto impacto expresivo.

Brooke Lampley, director internacional y cabeza del área de arte impresionista y moderno en Christie’s comentó a EL UNIVERSAL sobre la subasta de este lunes, en la que además de Picasso y Giacometti figuran obras que de Claude Monet, Chaim Soutine y Rene Magritte: “Esta subasta pone el foco en qué tan interconectados están el arte contemporáneo con el arte moderno. Esperemos generar un diálogo entre artistas y sus influencias, inspirar discusión y debate acerca de las innovaciones artísticas y demostrar qué tanto pueden evolucionar las colecciones contemporáneas mirando hacia el pasado”.

Vivian Gorinstein, de Morton Subastas, explicó que el arte moderno es el más rentable para casas como Christie’s y Sotheby’s que en 2014 tuvieron ventas por 7 mil 700 millones de dólares y seis mil mdd (respectivamente). En ese mercado el arte moderno tuvo una participación de 43%. “Con la crisis de 2008 pensamos que se iba a contraer el mercado pero, contrario a eso, empezó a ir al alza, se llegó a récords como el de Bacon (142 mdd), y en 2014 las subastas en el mundo aumentaron 10% hasta alcanzar los 16 mil millones de dólares”.

A: P