Un dron que es capaz de seguirte mientras haces deporte al aire libre y grabar tus hazañas en alta definición.

Los días en los que te gustaría que te grabasen como si fueses un personaje de GTA han llegado, porque gracias a los drones se pueden conseguir unas tomas impresionantes mientras estás corriendo, caminando o haciendo algún tipo de actividad. Pero los drones necesitan de un piloto que pueda seguirte, hasta ahora con el nuevo dron Lily.

Se trata de un dron completamente funcional y autónomo que tan solo tienes que lanzarlo al aire mientras llevas puesto un pequeño aparato que sirve de baliza de seguimiento, es decir, donde Lily debería apuntar su cámara.

La idea de Lily es que se puedan grabar vídeos de deportes de acción al aire libre sin necesidad de usar cámaras acopladas a tu cuerpo como GoPro, si no que todo sea visible desde un mejor ángulo por encima de tu cabeza y donde puedes ver más de lo que está pasando.

El dron tiene un aspecto amigable y según sus creadores es capaz de volar durante 20 minutos seguidos o en funcionamiento durante 4 horas. Según sus características no dispone de batería intercambiable. Puede volar hasta 40km/h a una altura mínima de 1,75 metros y una altura máxima de 15 metros.

Su cámara de 12 megapíxeles puede grabar vídeo en 1080p a 60fps, incluida una modalidad a cámara lenta a 120fps en resolución 720p.

También te puede interesar este artículo: Cómo crear aplicaciones (aunque no tengas ni idea de programación)

¿Pero funcionará, es perfecto? No por ahora. Los desarrolladores de Lily han invitado a algunos medios de Nueva York a probarlo, demostrando que por ahora su producto está en una fase de desarrollo poco avanzada, o como mínimo, lejos de lo que se espera sea el uso de Lily. Como ejemplo la prueba de The Guardian.

Lily cuesta USD$999, pero hasta el 15 de junio se puede hacer una compra anticipada por USD$499 más envío.

 


A: N