Los paquetes, las ofertas y las alternativas que están a disposición del usuario varían dependiendo del país en el que se encuentre, pero al margen de la ubicación geográfica, hay aspectos que se deben considerar para escoger la compañía proveedora del servicio de internet.

1.- Definir qué se necesita

El primer paso es determinar qué es lo que se quiere hacer al conectarse a internet.

Por ejemplo, si se requiere para pocas actividades, como revisar correos electrónicos o ver algún video en YouTube de vez en cuando, un paquete básico sería más que suficiente.

En cambio, si la red se utiliza para ver películas, series o para jugar con otras personas a través de internet, entonces se requiere de una conexión muy potente. Esto, generalmente, suele estar asociado con costos mayores.

Si se trata de una familia de cuatro personas, por ejemplo, también es recomendable tener una conexión efectiva. En un caso como este, no sería sorprendente encontrar cuatro teléfonos inteligentes, una computadora portátil y una de escritorio.

Si todos estos dispositivos se conectan a internet, la velocidad de conexión y las restricciones en el límite de datos que se pueden consumir mensualmente (lo que se desarrolla a continuación) son, definitivamente, muy importantes.

2.- Aspectos técnicos

Para Mark James, representante de ESET, una empresa de antivirus y seguridad en la red, hay varias preguntas que deben hacerse cuando se está tratando de seleccionar un proveedor de internet.

"Lo primero es determinar si ofrecen conexión inalámbrica. Y si es el caso, también es útil saber cuán rápida es. Considerando las características de los dispositivos modernos, una conexión wifi que no tome mucho tiempo, siempre será una buena opción", le explica James a BBC Mundo.

Señala que una velocidad de conexión superior a los 2Mbps (megabits por segundo, cada uno equivale a un millón de bits) es suficiente para realizar con comodidad la mayoría de las actividades que requieren internet.

"También es importante evaluar si hay un límite en las descargas que se pueden hacer de distintos tipos de archivos. Desde un punto de vista realista, actualmente lo ideal sería contar con una velocidad de descarga de 10 megas", comenta James.

3.- Seguridad

En estos tiempos de hackers y riesgos de robo masivo de información personal a través de internet, la seguridad es fundamental.

También te puede interesar este artículo: 4 RAZONES POR LAS CUALES DEBES TENER UN BLOG

"Lo ideal es que el proveedor del servicio cubra dos frentes. El primero tiene que ver con la protección de la dirección IP (número único que identifica a la computadora) ante posibles ataques, de esta manera se garantiza que no hay riesgo para los dispositivos del usuario, como las computadoras, las tabletas o cualquier otro", le dice a BBC Mundo Kevin Epstein, vicepresidente de Proofpoint, una empresa de asesoría en seguridad informática y privacidad con sede en California, Estados Unidos.

"El segundo –prosigue Epstein- tiene que ver con los correos electrónicos. La empresa debería ofrecer herramientas para evitar que el cliente reciba en ellos archivos anexos y direcciones de sitios web que contengan virus".

Otro aspecto relacionado con este tema es el "ataque de denegación de servicio", (Distributed-Denial-of-Service, abreviado DDoS, en inglés), que impide al usuario acceder a los recursos que regularmente están a su disposición.

"Los aspectos técnicos son importantes, pero sus beneficios pasan a segundo plano si la compañía que ofrece el servicio es víctima de un DDoS, por eso la empresa que se seleccione debe estar comprometida con el combate de este tipo de ataques, así que vale la pena averiguar cómo enfrentan esta amenaza", le explica a BBC Mundo Dave Larson, director tecnológico de Corero, una consultora especializada en seguridad informática.

4.- Atención al cliente

Catástrofe. Internet deja de funcionar y con urgencia es necesario realizar algún pago a través de la banca electrónica… ¿cómo resolver el problema?
"La comunicación con la empresa es fundamental. ¿Ofrece asistencia inmediata? ¿O al llamar al departamento de soporte técnico se escuchan mensajes grabados y se termina dejando un mensaje en la máquina contestadora?", le comenta a BBC Mundo TK Keanini, director tecnológico de Lancope, compañía informática dedicada a la evaluación del desempeño de la red.

Y agrega: "Cuando hay un problema de este tipo, lo cual puede ser extremadamente frustrante para el usuario, todo se resume en cómo se lidia con este tipo de incidentes y con cuánta rapidez se puede obtener una solución".

5.- Costo

El precio a pagar por el servicio también es una consideración importante, sin duda.

La Oficina de Asesoría Ciudadana en Reino Unido ofrece una lista de todos los aspectos a considerar en este sentido para poder evaluar y tomar una decisión.

•    El valor de la suscripción mensual.
•    ¿Hay costo de conexión?
•    Los equipos necesarios para el funcionamiento del servicio, como el módem, ¿están incluidos en el precio a pagar o hay que comprarlos por separado?
•    ¿Qué incluye el paquete que te ofrecen? ¿Correo electrónico, sitio web propio, por ejemplo? Si es el caso, ¿lo necesitas? Si no es así, es preferible considerar otra opción porque esos servicios podrían aumentar el costo sin necesidad.
•    ¿Hay cargos adicionales que varían dependiendo del método de pago que se prefiera?
•    El servicio de soporte técnico y los antivirus y herramientas de seguridad por el estilo, ¿tienen un costo extra?
•    Las condiciones del contrato y la duración del mismo también deben analizarse con cuidado.

 


A: N