La maternidad tiene un sinfín de etapas, pero un momento crucial dentro de este proceso es el momento en que su hijo viene al mundo, pues cuando llega el parto requerirá de las mayores atenciones y cuidados posibles. Por ello, es bueno contar con un seguro que respalde a la futura mamá.

Cabe destacar que en el mercado no existen pólizas que cubran solamente los gastos que se generan al momento de un parto; sin embargo, puede tener incluida esta protección en su seguro de gastos médicos mayores.

Igal Rubinstein, director general de Seguros S, informó que los seguros de gastos médicos ofrecen apoyo económico para solventar los gastos que genera la maternidad (parto normal, parto por cesárea y todo tratamiento pre y posnatal).

Nora Lara Cuevas, product manager de Salud en AXA seguros, destacó que para hacer válida esta protección se requiere un periodo de espera para que la aseguradora pueda respaldarle. En algunas de las aseguradas, éste corresponde a 10 meses, es decir, que la futura mamá debe tener contratado su seguro de gastos médicos mayores al menos durante este lapso (entre ellas AXA y Seguros S).

Otra restricción importante es que la mamá debió atenderse en un hospital del sector privado legalmente establecido con las normas de salubridad vigentes.

También detalló que el respaldo financiero que puede recibir para cuando se alivie puede ser de dos formas: la primera es cuando se menciona en qué hospitales del sector privado específicos puede acudir al momento del parto, ello dependerá de la red de hospitales que haya elegido en su plan contratado; por su parte, en la segunda opción, la suma asegurada de maternidad es indemnizatoria, en otras palabras la aseguradora le dará un monto fijo y usted decide en qué hospital quiere que su bebé nazca.
La protección, al gusto de mamá

Esta cobertura respalda los gastos que se generen por un parto normal o por cesárea; no obstante, hay algunas pólizas de colectivo con las que el contratante sólo adquiere partos naturales o por cesárea. Por ello, aconsejó que revise bien qué es lo que incluye su póliza.

Asimismo, cubre la hospitalización, los honorarios médicos y los aditamentos que se requieran.

Como en todos los productos financieros, la cobertura para maternidad tiene diferentes propuestas con el fin de que usted elija aquella que más le agrade.

Igal Rubinstein informó que entre más completa sea la cobertura mayor es el precio del seguro (porque los beneficios son mayores). Así, ejemplificó, los seguros internacionales de gastos médicos, por mencionar un caso, ofrecen los más altos apoyos económicos para la maternidad. Estos seguros cubren también padecimientos congénitos y genéticos, nacimientos prematuros y cualquier complicación que presente el recién nacido.

Hay productos de gastos médicos mayores (en el caso de AXA está Flex-Plus) que incluyen, sin cargo extra, la cobertura de maternidad por un monto de hasta 15,000 pesos. Pero si considera esta suma como un tanto baja puede contratar una cobertura adicional de maternidad.

“Por ejemplo, en el caso de AXA hay productos con sumas aseguradas por maternidad que van desde 10,000 pesos hasta 5,000 dólares, esto depende de cuáles sean sus necesidades y dónde se quiera atender, pues hay coberturas incluso para quienes planean tener a su hijo en el extranjero”, explicó la vocera de AXA Seguros.

Cabe destacar que el monto a pagar también se define por características como la edad de la mamá, en qué tipo de instituciones desea ser atendida, los servicios incluidos, la suma asegurada y la zona geográfica donde será atendida. En promedio, una cobertura adicional a su póliza de gastos médicos por maternidad está en 3,500 pesos.

También te puede interesar este artículo: ¿Cómo logró Facebook triplicar sus ganancias en un año?

Es importante que se informe sobre si el uso de la cobertura cobra un deducible o un coaseguro. Nora Lara especificó que en el caso de AXA esto no aplica, pero sí se cobrará deducible y coaseguro sólo si existen complicaciones y la paciente requiere usar la suma asegurada de su seguro de gastos médicos mayores.

Con todo, el director general de Seguros S advirtió que hay planes y condiciones de la póliza en donde se puede retener 10% por este concepto.

Investigue si el seguro incluye los gastos necesarios por la atención de su bebé. Lara Cuevas refirió que por lo regular los gastos que se generan por la atención del bebé (como son cuneros, enfermeras y pediatra) también van en la cobertura por maternidad. Empero, hay aseguradoras que no se manejan así.

Igal Rubinstein comentó que lo anterior depende mucho del seguro de gastos médicos que contrate, ya que algunos cubren las atenciones pediátricas al momento del nacimiento del bebé y hasta que se da de alta a la mamá y al recién nacido. También se llegan a cubrir los gastos del recién nacido siempre y cuando se contrate esta cobertura. Algunas pólizas la ofrecen por condiciones generales y amparan los honorarios del pediatra que recibe al bebé, así como la incubadora y el tamiz prenatal (prueba que se realiza para diagnosticar preeclampsia en la madre después del parto).

Añadió que es importante que contemple estar protegida para estas situaciones de vida, pues así no corre el riesgo de no estar respaldada al momento del parto, ni tampoco el de quedar desprotegida contra complicaciones suyas o de su bebé.

Agregó que existen productos que desde que está embarazada ya incluyen consultas médicas rutinarias y estudios médicos únicamente cuando hay complicaciones.
La salud de la mamá y el bebé en todo momento

En caso de que hubiese una complicación en el parto y se requieran más servicios médicos y los días de hospitalización se extiendan, dichos gastos quedan cubiertos como una complicación del embarazo, por lo que el desembolso que esto requiera ya no se toma de la cobertura de maternidad sino de la suma asegurada de la póliza de gastos médicos mayores.

“Lo que les preocupa a los asegurados es que en dado caso que haya una complicación no se quede sin protección, que su suma asegurada sea suficiente y que todos los honorarios médicos que hayan tenido que intervenir estén cubiertos”, destacó Nora Lara Cuevas, product manager de Salud en AXA seguros.

Así también podrían incluir todos los gastos que se pudieran generar si su bebé tuviera complicaciones y se cubren con la suma asegurada del plan de gastos médicos mayores.

Recomendó que para que su pequeño esté siempre respaldado, es importante que lo asegure dentro de sus primeros 30 días de nacido.

“Éste es el lapso que damos para considerarlo desde su nacimiento, y que no haya problema en la cobertura de ningún padecimiento congénito o posterior”, añadió.

A: p