El puente Eshima Ohashi une a las ciudades de Matsue y Sakaiminato, a través del lago Nakaumi. Es considerado uno de los más largos del mundo y tiene una pendiente no apta para quienes sufren de vértigo.

Como muchos otros, este extraño puente está pensado para que grandes embarcaciones puedan pasar por debajo. Pero, a diferencia de la mayoría de su tipo, no es levadizo, tal como se aprecia en este video: https://youtu.be/FfB3umDKx3I

"Luce como si debiera servir como una rampa de velocidad para conectar Mario Circuit con Rainbow Road, pero de hecho conecta las ciudades de Matsue y Sakaiminato", reseña The Independent al compararlo con el famoso videojuego.

El Eshima Ohashi tiene una extensión de 1,7 kilómetros, lo que lo convierte en el puente rígido más largo de Japón y en el tercero a nivel mundial. En su punto más alto alcanza los 44 metros de altura, además de contar con una ciclo vía.

También te puede interesar este artículo: No defecar en tres días y otros rituales de boda que te harían huir

Su recorrido no está aconsejado para los conductores novatos, ya que si el motor se detuviera a mitad de camino en una de las pendientes, podrían tener serios problemas.
Con información de: RPP Noticias.

A: P