Una foto que circula de manera viral en las redes sociales explica rápidamente el grave problema de la devaluación en Argentina.

Esta imagen es el antídoto para esos términos pomposos que los economistas ocupan decir en palabras amables que tu plata ya no vale. Tan simple y sencillo: Con el mismo dinero que en 2001 comprabas un automóvil Volkswagen cero kilómetros, hoy te alcanza para un teléfono celular Samsung Galaxy Note 3.

La comparación que recuperó ConzPreti de BuzzFeed, muestra una publicidad de 2001, en la que el costo de un vehículo marca Golf era de $17,500 pesos. En 2015 el dispositivo móvil de la compañía coreana de última generación cuesta $15,119.

El gobierno argentino encabezado por la presidenta Cristina Fernández ha sido conminado por el Fondo Monetario Internacional a ser más claro en sus estadísticas y proyecciones económicas. Las estimaciones oficiales para la inflación en 2014 eran del 21%, cuando en realidad fue de un estrepitoso 40% según el consenso de instituciones privadas.

También te puede interesar este artículo: La Haya da cuatro días a Chile y Bolivia para que definan acceso soberano al mar.

Con esos niveles de inflación el poder adquisitivo de la población queda hecho añicos. El problema en Argentina se arrastra desde la crisis de 2001 cuando el peso argentino estaba equiparado 1 a 1 con el dólar, en la actualidad el tipo de cambio se elevó a 8,92 pesos. El endeudamiento y la merma en su comercio internacional, han dado al traste con la situación.

Pocos países en la región pueden levantar la ceja, la crisis económica aqueja a Latinoamérica casi con la misma intensidad. Está el caso de Venezuela, que también, según cifras del Banco Mundial, registra tasas de más del 40% de inflación anual. Otras estimaciones hablan de un aterrador 64%.

Los bajos índices de aprobación de Fernández y Nicolás Maduro no son casualidad. Junto a mandatarios como Enrique Peña Nieto, Dilma Rousseff y Michelle Bachelet, han defraudado a sus electores con casos de corrupción y mala administración pública.

A: P