La casa ‘Freedom’ puede flotar en equilibrio gracias a su gran recipiente lleno de helio, de modo similar a como lo hace un dirigible, mediante la sustentación aerostática, que se logra llenando su depósito con un gas de menor densidad que la atmósfera circundante, según Ulitin y Taratuta, que dirigen el estudio de diseño Artzona (www.ArtZonA.ru).

Aspecto ovni

El ascenso y el descenso de esta vivienda voladora se realiza con la ayuda de un mecanismo que calienta el aire o deja que se enfríe, elevando y reduciendo el empuje hacia arriba, como en los globos aerostáticos, y por los motores de rotor de palas, cuya dirección controla el capitán, para que empujen la ‘Freedom’ hacia arriba, abajo, adelante y atrás o la hagan girar sobre su eje.

Ulitin y Taratuta señalan que las películas que contienen el helio no dejan salir el gas y que la cúpula exterior está recubierta de baterías solares y de óxido de sodio, lo que le confiere la capacidad de mantenerse limpia sin lavarla. Además, los motores pueden funcionar bien con gasolina y con hidrógeno.

Respecto de la energía, añaden que el hidrógeno puede producirse a bordo de la casa extrayéndolo de la lluvia o del vapor condensado en la superficie exterior de la cúpula, y que cuando están en régimen de espera, los motores pueden ser utilizados como generadores de energía eléctrica al ser impulsados por el viento y mover un engranaje reductor.

El acristalamiento de la casa incorpora una película inteligente que puede hacer que los paneles interiores sean opacos o transparentes, mostrando u ocultando el entorno a sus ocupantes, así como un sistema que permite transformarlos en grandes pantallas para la comunicación visual con el exterior, agregan.

"La estructura de encofrado estará construida en un compuesto de carbono y en su parte inferior incorporarán acumuladores de litio para almacenar electricidad", según los autores de 'Freedom'.

La casa podrá inmovilizarse sujetándola al terreno por medio de 8 anclas arpón neumáticas colocadas en su zona perimetral, y su estructura con forma de semiesfera podrá situarse en posición horizontal nivelada con la superficie terrestre, o en un ángulo de inclinación de hasta 20 grados respecto de la tierra, con la ayuda de un giroscopio, precisan los técnicos rusos.

Recorriendo el mundo sin salir de casa

También te puede interesar este artículo: Critican a la nueva Miss Japón por no ser \\

"El dueño de una 'Freedom' podrá viajar con la casa, sin preparar las maletas y con todas sus pertenencias favoritas a bordo y, si decide permanecer en el mar abierto, no tendrá que preocuparse por las tormentas repentinas, ya que le bastará con el elevarse entre los 1.000 y 3.000 metros, para mantenerse a salvo de las olas o las ráfagas de viento", según Ulitin y Taratuta.

Quienes vivan en una 'Freedom' podrán visitar lugares por donde los seres humanos nunca pasaron, e incluso convertirse en exploradores de montañas nevadas, o admirar acompañado de su familia y amigos una vistas panorámicas de la ciudad desde la altura de vuelo de un pájaro, señalan sus creadores.

Según los directores de Artzona, la casa voladora es fácil de manejar y una persona puede pilotarla, después de hacer un curso de dos semanas, y también es posible comandarla utilizando el sistema de piloto automático o control remoto, explican.

El salón de 'Freedom' es de unos 300 metros cuadrados (m2) y la casa cuenta con 6 habitaciones de 25 a 30 m2, una zona de centralita de comunicaciones y carga de 50 m2, un lugar de almacenamiento de 40 m2 y una sala de invitados de 100 m2, de acuerdo a Ulitin y Taratuta .

La entrada a la casa se realiza mediante un ascensor telescópico, impulsado por aire, o por medio de la escotilla de carga, si la casa está atada a un objeto vertical, como una columna, una torre o un edificio de varias plantas.

A: P