La irrupción de la banca online primero y la proliferación de los smpartphone y tablets está llevando a cabo una revolución digital también en la banca. Prueba de ello, es que la semana pasada BBVA renovó a su consejero delegado para impulsar la digitalización del banco. Las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y revolucionar nuestra manera de manejar nuestras finanzas y los mecanismos de pago. De hecho, ya proliferan un sin fin de apps encaminadas a facilitar los pagos y controlar nuestros ingresos y gastos.

Pero esta digitalización también se enfrenta a importantes retos como los pagos con el móvil y la creación de una tecnología que realmente permita su generalización; la digitalización de los servicios y de la contratación de los mismos; la seguridad en las operaciones online y la posible entrada de gigantes tecnológicos en el sector bancario, como Google. Carlos Beldarrain, CEO de Yaap, cree que la banca tiene entre sus retos adaptarse al mundo digital y prueba de ese esfuerzo es que han desarrollado apps o forman parte del accionariado de estas apps monetarias.

En este entorno, podemos diferenciar diferentes tipos de apps:

Agregadores: como recuerda Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, se trata de las aplicaciones financieras más descargadas." Gracias a la tecnología, permiten entender mejor nuestras finanzas personales, cómo evolucionan y en qué gastamos más dinero, de forma que sea más sencillo recortar el presupuesto cuando sea necesario".

En este tipo estarían apps como

Fintonic: que permite ver todas las cuentas, controlar en qué se te va el dinero y a qué ritmo, para que puedas echar el freno a tiempo. Además, avisa y previene si ocurre algo importante con tu dinero, como cargos duplicados, descubiertos o comisiones. Mientras tanto, a disfrutar.

Mooverang: es una aplicación digital ofrecido por OCU para ayudar a gestionar el dinero al tener acceso en una sola aplicación a todas tus cuentas y tarjetas, aunque provengan de distintos bancos, con la información siempre actualizada automáticamente. Además, ayuda a seguir y planificar ingresos y gastos, fijar objetivos y recibir notificaciones cada vez que algo de importante pasa en una de tus cuentas.

Mint Bills: avisa cada vez que se carga un nuevo recibo en la cuenta corriente y también alerta al usuario si su cuenta está en riesgo de quedarse en números rojos.

Goal Setting: que, de una forma similar a lo que ya planteaba Coinc, permite establecer "objetivos" financieros y chequear si el usuario está actuando adecuadamente para conseguirlos

Level Money: utiliza la información de ingresos, gastos y objetivos de ahorro del usuario para comunicarle cuánto podría ahorrar la semana, al mes.

Apps para solicitar dinero a través del móvil:

Yaap: puesta en marcha por Caixabank, Telefónica y BBVA. La aplicación permite realizar transacciones entre particulares a través de su teléfono móvil de un modo inmediato, seguro y económico. Es una aplicación a la que usuarios de cualquier compañía telefónica pueden acceder de forma gratuita. Su función es de envío y recepción inmediata de dinero. Un servicio que nace sin cobro de comisiones. Ya no será necesario saber el número de cuenta para enviar dinero. Carlos Beldarrain destaca que esta aplicación permite "sustituir los pequeños pagos en efectivo a transferencias de móvil a móvil evitando problemas como el de no tener cambio"

También te puede interesar este artículo: Inversores cuestionan reestructuración de Deutsche Bank

Wizzo, que permite pedir dinero a contactos con solo saber el número de móvil, crear "botes" para comprar algo en grupo. Es, en definitiva, una tarjeta de prepago con la que podremos desde enviar dinero a nuestros amigos hasta retirar efectivo de cualquier cajero BBVA.

Exchange: se trata de la primera app de mensajería instantánea que permite enviar a cualquiera de tus contactos de modo seguro dinero, tarjetas de regalo y recargas de saldo para teléfono móvil, además de las fotos, vídeos y ubicaciones ya habituales.

En cuanto a la seguridad, González recuerda que "para poder estar en tiendas de aplicaciones, las apps pasan por estrictos controles de seguridad, sobre todo las de iOs". Pero también recuerda que es necesario que, para prevenir, el usuario se fije en si proceden de fuentes fiables: por ejemplo, que su desarrollador sea una entidad financiera o una compañía conocida nos dará muchas más garantías que si se trata de alguien desconocido.

Beldarrain también coincide que la seguridad es el gran reto, pero para ello y que es una de las grandes preocupaciones para los usuarios, pero explica que "desde Yaap es un asunto que cuidan y que cumplen escrupulosamente todos los protocolos de seguridad, máxime contando con el respaldo de los accionistas con los que cuentan".

Wallets: permiten usar los stickers de pago móvil, como los de BBVA o Bankia, y simplificar trámites que antes resultaban más complicados como pedir que una compra con tarjeta se fraccione en varios pagos o crear tarjetas de un solo uso para compras online.

En ese sentido, La Caixa ha lanzado al mercado una pulsera Visa contactless, que permite pagar cualquier tipo de compra en comercios adaptados. Las tarjetas contactless tienen como objetivo fundamental ahorrar tiempo en las compras, como asegura Joan Morlá, director del área de tarjetas de Caixabank. Basta con acercar la tarjeta al datáfono o TPV y si el importe es menor de 20 euros no será necesario marcar el PIN, lo que hace a este proceso ideal para realizar pequeñas compras, sin que haya que presentar un documento de identidad. En el caso de que se supere dicha cantidad, sí que habrá que marcar el número secreto, igual que cualquier otra tarjeta. La aceptación es tan buena que los cajeros comienzan a incorporar esta nueva tecnología.

Otra de las ventajas es que el usuario de este tipo de tarjetas gana en comodidad, ya que no tiene que salir de casa con dinero en efectivo. Además, es fácil controlar los pagos, ya que, por muy pequeño que sea, viene reflejado.

Antonio Macías, director de Emisión de Tarjetas del área de medios de pago para España y Portugal de BBVA, destaca que se trata de una tecnología cada vez más extendida. «Grandes superficies como El Corte Inglés o cadenas de comida rápida como MacDonald´s así como todos los TPV de BBVA permiten el pago con tarjetas contactless». Es tal el grado de penetración que para 2015 la entidad espera que ya haya 2,5 millones de tarjetas de este tipo.

Pero el gran reto al que se enfrentan estas aplicaciones, es que no solo los llamados millenians las utilicen. "Si preguntas que si dentro de cinco años lo normal sea pagar con el móvil la respuesta sería sí, pero para eso habría que impulsar la utilización de estas aplicaciones por aquellas personas que no han nacido en la era tecnolíca", matiza Beldarrain.

A: P