A la viejísima prohibición de hablar por el móvil al volante —ah, ¿pero todavía hay alguien que usa el móvil para hablar?; bueno, se ve que sí— se le tuvo que sumar la necesaria prohibición de conducir y textear —pronto este palabro, en su RAE de confianza— y de aquí a nada van a tener que recogerse supuestos como usar Facebook, Twitter o —redoble de tambores y preparada una buena hostia a mano abierta, por favor— videochatear mientras se conduce.

Todo parte de una campaña que lleva en marcha desde 2010: It can wait.  Patrocinada por la empresa de telecomunicaciones AT&T, It can wait alerta de los problemas que conlleva el mal uso de la tecnología en el coche. Y con los resultados de la última encuesta de la campaña It can wait, realizada sobre un universo de 2.067 personas que tienen smartphone y conducen por lo menos una vez al día, las actividades que declara hacer la gente mientras se encuentra al volante dan para ir con mucho ojo avizor mientras nos preguntamos, escuetamente, por qué.

Las 10 principales chorradas que nos desvían la atención de lo que de verdad importa en el coche

Actividad incompatible con la conducción                  Conductores que la realizan
Leer, enviar o responder mensajes de texto                    61%
Leer, enviar o responder correos electrónicos                 33%
Navegar por internet                                                      28%
Leer o publicar en Facebook                                           27%
Colgar una foto o un selfie                                              17%
Leer o publicar en Twitter                                                14%
Leer o publicar en Instagram                                           14%
Grabar un vídeo                                                             12%    
Leer o publicar en Snapchat                                            11%
Conversar por videochat                                                 10%

Además, la encuesta revela cuatro datos también relevantes:

•    El 62 % llevan el móvil a mano mientras conducen.
•    El 30 % de los que tuitean al volante lo hacen "siempre".
•    El 22 % de los que utilizan redes sociales mientras conducen alegan ser adictos.
•    El 27 % de los que graban vídeos en el coche están convencidos de conducir con seguridad.

También te puede interesar este artículo: Dos mujeres lesbianas hacen realidad su sueño de ser madres y se convierten en una inspiración par

Por supuesto, llevar el móvil a mano no es indicativo de utilizarlo cuando estamos conduciendo, pero si hay mucha gente que se confiesa adicta y, con o sin confesión, hay mucha gente que explica que utiliza el móvil siempre para tuitear mientras conduce, está claro que para determinadas personas la única solución posible es dejar el móvil en silencio y bien alejado, para prevenir posibles tentaciones.

Por otra parte, lo de "conduzco con seguridad" mientras se graba un vídeo suena a "yo controlo" en versión audiovisual. Aunque mantengamos los ojos en la carretera, si nuestra atención está centrada en una actividad compleja (por ejemplo, grabar un vídeo) no podemos atender a otra actividad compleja (por ejemplo, la toma de decisiones en la conducción) con la misma agilidad que si estamos pendientes de la conducción.

Que todavía haya que explicar esto da buena cuenta de cómo es el perfil de muchos conductores. Esta encuesta se refiere a Estados Unidos, pero sería curioso conocer las respuestas de los conductores de España. Lo mismo nos daríamos cuenta de que el Atlántico que nos separa no es tan ancho como pensamos.

 


A: N