Pues esta vez no vamos a hablar de un coche y nos vamos hacia un mundo cada vez más de moda, el de estilo de vida. 

Y es que os voy a hablar de un reloj, un reloj que sí, perfectamente podría aparecer en revistas de estilo de vida, pero también es apto (y mucho) para frikis del motor... Ah! Y preferiblemente del motor de combustión interna, claro.

Se trata de un reloj de pulsera suizo (había muchas posibilidades de que viniese de allí ¿no?) firmado por Timeburner que simula el funcionamiento de un motor de combustión interna. Dentro de la esfera encontramos un cigüeñal que marca las horas y a la izquierda, en una prolongación (el cilindro) un pistón sube y baja marcando los minutos. Por cierto, la corona hace las veces de bujía.

Mide 48 mm de ancho, está fabricado en acero inoxidable con tres acabados (plata, cromo y negro), es acuático, resiste una presión de tres atmósferas y es una serie limitada a 297 unidades. 

También te puede interesar este artículo: Robó un banco, lo presumió en Internet con foto y videos y… lo atraparon

Sí, la cifra se las trae, para mí que fabrican 300 y se quedan con tres, una de cada acabado.  El precio de este motor del tiempo es de casi 7.500 euros (todavía no hay precio declarado).

 


A: N