(CNN Español) - Las Fuerzas Armadas Bolivianas garantizaron la producción del llamado “pan de batalla” que los bolivianos consumen diariamente, ante el conflicto iniciado por los panaderos, tras las suspensión por parte del Gobierno de la subvención al quintal de harina vigente desde 2011.

Los militares se pusieron manos a la obra en la producción del pan de batalla ante el inicio del conflicto con los panaderos.

El conflicto

Según Verónica Ramos, ministra de Desarrollo Productivo, “incrementar 10 centavos en el precio del pan lo que significa un incremento irracional en términos de las ganancias de los panificadores”.

El Gobierno determinó suspender la subvención a la harina porque el precio de este producto bajo en el mercado interno, mientras los panificadores aseguran que el precio nunca bajó.

Felix Quenta, secretario ejecutivo de la Federación de Panificadores de La Paz, pidió dialogar sin mentiras.

La solución 'militar'

Militares de siete guarniciones producen alrededor de 75.000 unidades de pan de batalla diariamente para cubrir la demanda de las ciudades de La Paz y El Alto y pretenden incrementar este cupo si es que el conflicto con los panaderos se agudiza.

También te puede interesar este artículo: 5 razones para motivar a los demás a lograr el éxito

Los militares normalmente producen este alimento de primera necesidad para la demanda interna en los cuarteles.

Es un trabajo enmarcado en la ley orgánica de las Fuerzas Armadas que establece que a falta de recursos humanos para la producción nacional, en casos excepcionales, las Fuerzas Armadas podrán ser utilizadas para trabajos especiales.

El teniente coronel Luis Torrejón, comandante de la Policía Militar destacó que las fuerzas puedan “apoyar en momentos difíciles a toda la sociedad” hasta que se llegue a una solución.

“Con los ajustes que estamos haciendo ahora y la coordinación, queremos tener 200.000 unidades de pan, y si es necesario aumentarlo”, dijo Reymi Ferreira, el ministro de Defensa.

Los panificadores anunciaron que la escasez de pan se extenderá a todo el territorio nacional mientras el Gobierno no restablezca la subvención a la harina para la producción de este alimento de primera necesidad.

A: p