Ecuador expresó el jueves que el daño ambiental producido por la petrolera Texaco (filial de Chevron), que operó en la Amazonia hasta 1990 y por lo que fue condenada a pagar 9.500 millones de dólares, continúa afectando a pobladores.

Las operaciones de Texaco, que se iniciaron en el país en 1964, tuvieron "efectos letales en cerca de dos millones de hectáreas de suelo, vegetación, ríos y esteros", señaló la Secretaría (ministerio) de Comunicación.

Con ocasión del denominado día internacional Anti-Chevron, convocado el 21 de mayo de 2014 por afectados por la petrolera estadounidense en varios países como Argentina y Ecuador, Quito señaló que "esta afectación aún sigue perjudicando a los ecuatorianos", según un comunicado de la cartera.

Añadió que además se evidencia el incumplimiento de Chevron a pagar 9.500 millones de dólares a indígenas y campesinos, como establece una condena dictada por la justicia ecuatoriana en 2013, y a remediar el daño ambiental.

Respecto al día Anti-Chevron, el portavoz de la empresa, James Craig, dijo a la AFP que "ya se ha demostrado que estas actividades son completamente ficticias".

"Esto no es activismo idealista real, sino maniobras patrocinadas por el Estado y pagadas por el Gobierno de Ecuador en un intento de presionar a la empresa", añadió Craig en un correo electrónico.

Chevron tilda el fallo judicial de fraudulento e ilegítimo y rehúsa cumplir la sentencia.

También te puede interesar este artículo: Gobierno de Venezuela trabaja en recolección de firmas contra decreto de Obama

El juicio fue interpuesto hace dos décadas por pobladores amazónicos, que aducen graves daños a la salud y al medio ambiente a causa de la actividad que desarrolló Texaco, adquirida por Chevron en 2001.

La firma, que no cuenta con activos en Ecuador, sostiene que Texaco cumplió con la reparación que le correspondía y que el daño fue generado por la estatal Petroecuador, con la que su filial operó en consorcio.

Al mismo tiempo intenta, en cortes internacionales, que el Estado ecuatoriano sea obligado a cubrir la millonaria indemnización.

"En lugar de asumir su responsabilidad por las condiciones ambientales y sociales en Ecuador, el gobierno -al atacar a Chevron- se ha unido a los abogados detrás del fraude judicial contra la compañía. Seguiremos exponiendo estas maniobras y revelando la verdad acerca de la colusión y del fraude cometidos en este caso", indicó Craig el jueves.

Hace una semana, el presidente Rafael Correa apoyó una campaña para disuadir al actor Brad Pitt de producir una eventual película sobre el fraude judicial que alega Chevron y lo invitó a visitar la zona afectada.

A: P