La magia ha vuelto a Wall Street de la mano del único valor que es capaz de hacerlo: Walt Disney. La factoría de entretenimiento es todo un símbolo de Estados Unidos y también de la bolsa, pues es uno de los valores fuertes del parqué americano. En los últimos años ha estado en un segundo plano eclipsada por las pujantes firmas tecnológicas, que han llevado la voz cantante. Sin embargo, en 2015 vuelve a ser la estrella principal del mercado.

Las acciones del imperio creado por el guionista, productor y director Walt Disney son las mejores del Dow Jones en 2015, superando incluso a la todopoderosa Apple, que llegó al índice principal del mercado americano hace unos meses. La primera se anota un 16,5%, por delante de la segunda, que gana un 16,3%.

De este modo, la compañía de ficción y entretenimiento se posiciona como la más brillante de un selectivo neyorquino bastante gris en esta primera parte del año, ya que los índices europeos le han comido el terreno impulsados por el programa de expansión cuantitativa del Banco Central Europeo (BCE) y la mejora económica de la región.

Tanto es así que Walt Disney está en niveles máximos. El pasado 4 de mayo logró su precio más alto -111,03 dólares- y aunque en los últimos días ha corregido algo, se mantiene en lo más alto con previsión de seguir escalando.

Y es que los expertos creen que la histórica firma puede dar todavía más de sí y le ven recorrido. En concreto, el consenso del mercado recogido por Bloomberg todavía le ve un potencial del 7% a medio plazo. Además, todos los analistas que cubren el valor lo apoyan sin ambages, pues el 60% recomienda comprar, el 40%, mantener, y... ninguno aconseja vender.

Con estas credenciales, Walt Disney se presenta como uno de los valores más atractivos del Dow, con permiso Apple, que cuenta con previsiones de subida de más del 18%. Así, va camino de firmar su cuarto año consecutivo de ganancias en bolsa, pues en 2012 se aupó un 32,7%, en 2013 avanzó un 53,4% y en 2014 se anotó un 24%.

El valor cuenta, además, con un catalizador más que potente, pues en el que se basa la mayoría de los inversores para apostar o no por una compañía. Se trata de sus resultados, que en el primer trimestre fueron mejores de lo esperado.

En concreto, la multinacional ganó 2.108 millones de dólares entre enero y marzo, un 10% más que en el mismo periodo de 2014. Lo mejor de todo es que superó las previsiones del mercado, que esperaban un beneficio de 1.874 millones de dólares.

También te puede interesar este artículo: Cómo invertir en bolsa por internet de manera sencilla

De las princesas... ¡a Los Vengadores!

El caudal de ingresos de Walt Disney ha dado un giro radical en los últimos años gracias a la política de diversificación que la casa ha seguido. Es decir, aunque ha seguido produciendo películas de animación para niños con la fórmula que la lleva funcionando desde sus orígenes (centradas en una princesa), también ha hecho un hueco para los superhéroes.

En el último año, dos han sido los principales éxitos de la factoría Disney: la película de animación Frozen y la taquillera Los Vengadores: La era de Ultrón. La primera ha sido todo un éxito entre los más pequeños y la segunda, entre los jóvenes y adolescentes.

El presidente y consejero delegado del grupo, Robert A.Iger, resaltó durante la presentación de las últimas cuentas que éstas demuestran la "increíble capacidad" de sus fuertes marcas y la calidad de sus contenidos para generar cifras positivas, y puso como ejemplo a la saga de superhéroes, que se ha convertido en el estreno más visto de la historia.

Cabe destacar que esta última cinta no es de producción propia de la casa Disney, pues de ello se ha encargado Marvel Studios, que es propiedad del conglomerado de entretenimiento.

A: P