(CNN Español) - Este 25 de mayo será la última vez que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabece las celebraciones de la Revolución del 25 de Mayo, que en Argentina conmemoran la independencia alcanzada en 1816.

El oficialismo también celebra este 25 de mayo los doce años de la llegada al poder de Néstor Kirchner, quien había sido en dos oportunidades gobernador de la provincia sureña de Santa Cruz y fue el primer mandatario elegido por voto popular tras la crisis económica de 2001.

Durante estos doce años, el kirchnerismo ha sido reconocido por su labor en la defensa de derechos humanos y el impulso para juzgar a los responsables de la dictadura militar ocurrida entre 1976 y 1983.

Sin embargo, dentro de los retos más fuertes que ha enfrentado Cristina Fernández como mandataria, se encuentra el paro agrícola en 2008 que rechazaba el aumento de impuestos a los principales cultivos del país.

Así mismo, otro de los escándalos que ha tenido que enfrentar el oficialismo es la acusación de presunta corrupción en el que está envuelto Armando Boudou que es el primer vicepresidente argentino en funciones que es procesado por la justicia.

También te puede interesar este artículo: Yatiri predice el futuro de los políticos en 2016

La última gran sacudida del kirchnerismo fue la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, que apareció muerto en su domicilio en Buenos Aires, cuatro días después de haber denunciado a la presidenta de encubrir a los acusados iraníes por el caso AMNIA.

El próximo 10 de diciembre Cristina Fernández entregará el poder, ya que constitucionalmente se encuentra impedida para competir por un tercer mandato presidencial, y por primera vez en 12 años, un presidente no llevará el apellido Kirchner.

A: p