1. PULE

El queso más caro del mundo viene de Serbia, más precisamente de la reserva natural de Zasavica, cerca de la pequeña localidad de Sremska Mitrovica, al norte de Belgrado. El Pule, que en idioma serbio quiere decir “potro”, se elabora con leche de una raza de burros que procede de los Balcanes.

Una raza especial y muy rara (se calcula que en toda la reserva se encuentran alrededor de 100 de estos animales) para la que no existe un proceso de ordeño automático. Por este motivo, las burras son ordeñadas manualmente tres veces por día.

Como estos animales producen muy poca cantidad de leche, el precio de un litro puede alcanzar los 40 euros. Y dado que para producir un kilo de queso Pule se requieren 25 litros, el precio alcanza fácilmente la cifra de 1000 euros.

De sabor intenso y naturalmente salado, este queso posee un alto contenido de proteínas y vitaminas (tiene, por ejemplo, alrededor de 60 veces más vitamina C que la leche de vaca), y tiene un bajo nivel de grasa. Parece que la mismísima Cleopatra conocía los beneficios de esta leche y la utilizaba para rejuvenecer la piel.

2. QUESO DE ALCE

En segunda posición, rondando los 800 euros por kilo, encontramos un queso sueco que se elabora únicamente en la granja Älgens Hus (“La casa del alce” en español) ubicada en la septentrional región de Norrland. Christer y Ulla Johansson son los dueños de estas 59 hectáreas en las que tres razas de alces de granja, Gullan, Haelga y Juna, son criadas para la producción quesera.

¿Por qué es tan caro? Además de las limitaciones geográficas, el ordeño de estos animales gigantes (miden 2 metros y pesan media tonelada) se puede realizar solo entre mayo y setiembre, y cada hembra debe ser ordeñada dos horas seguidas. Este manjar se puede probar directamente en la granja: 25 mil turistas por año visitan las instalaciones de los Johansson, donde también funciona un restaurante en el cual probar el queso.

En cuanto al sabor, los expertos aseguran que por su acidez se parece un poco al Feta y se sirve como aperitivo o como postre.

3. LONG CLAWSON’S

El tercer lugar del podio lo ocupa un queso proveniente de Inglaterra que se elabora especialmente para la Navidad. Se trata del Long Clawson's Stilton Gold, elaborado en Leicestershire, en la Long Clawson Creamery. Conocido en Gran Bretaña como The king of cheese (“el rey de los quesos”), el Stilton está protegido con la denominación de origen de la Comisión Europea.

También te puede interesar este artículo: ​Los 11 beneficios de la papaya, una deliciosa fruta tropical

Su costra, dura y sin grietas, tiende a desmenuzarse cuando el queso es más joven y se ablanda con la maduración. El sabor evoca nueces dulces y fruta. Este calórico queso azul en su versión navideña ronda los 730 euros por kilo ya que presenta chispas de oro comestible tanto en su corteza como en su interior.

4. VACHERIN MONT-D’OR

Francia y Suiza comparten la cuarta posición en ente ranking de los quesos más costosos del mundo. El Vacherin Mont-D'Or se elabora en el cantón helvético de Jura y en el homónimo departamento francés.

 El alto valor proteínico, la gran cremosidad (la consistencia de la pasta es casi liquida) y el alto contenido graso (50 por ciento) son las características de este queso que se produce únicamente con leche de vaca. Su proceso de elaboración, en cambio, va de marzo a agosto. El precio: 591 euros el kilo.

5. BITTO STORICO

En el norte de Italia, en las provincias de Bérgamo, Sondrio y Lecco, se elabora el quisto queso de la lista. La particularidad que hace único este producto, que ronda los 250 eruos por kilo, es que puede ser conservado y hecho madurar por más de diez años. De hecho, en Gerola Alta, cerca de Sondrio, hay un Santuario de Bitto en el que se conserva un ejemplar desde 1996.

La producción de este queso se reserva para el verano y la leche utilizada proviene de vacas y cabras que se alimentan de pastos de altura. Lo que diferencia el Bitto storico del común, es que para su elaboración la leche de vaca debe ser recién ordeñada, la cantidad de leche de cabra no pude exceder el 20 por ciento y debe ser exclusivamente de la raza de cabra oróbica.

A: P