Uno de los problemas más habituales que suele afectar a la mayoría de ordenadores es que, pasado un tiempo, pueden comenzar a funcionar lento. El pobre rendimiento se puede deber a varios motivos como por ejemplo un exceso de aplicaciones y servicios instalados en el equipo. No todas las soluciones están al alcance de la mano del usuario medio, pero sí algunas. Y de lo que no cabe duda es que un buen mantenimiento puede ser decisivo para alargar la vida de nuestro PC.

¿Cómo conseguir que el ordenador rinda al máximo? La empresa de comercialización de unidades SSD y DRAM, Crucial, explica algunos trucos para optimizar el rendimiento del equipo.

Termina con las aplicaciones que no utilizas

El primer consejo es reducir el número de aplicaciones que se inician al mismo tiempo que el ordenador, y que ralentizan este proceso. Pulsando la combinación de teclas Windows + r y escribiendo msconfig en el buscador, aparecerá una ventana de configuración del sistema. En la pestaña Inicio de Windows se puede eliminar las aplicaciones o herramientas que no se utilicen habitualmente. Este proceso también se puede ejecutar desde dentro de cada aplicación.

Para saber qué programas consumen más recursos del ordenador es necesario pulsar con el botón derecho en la barra de tareas. En el Administrador de tareas se puede ver las aplicaciones en curso y los procesos en tiempo real.

Limpieza de 'software'

Regularmente es necesario liberar espacio en la memoria y desfragmentar el disco duro o unidad de sistema. Para liberar espacio se debe eliminar los archivos temporales y limpiar el sistema de forma avanzada (existen programas para ello como CCleaner).

Para que los videojuegos o programas más pesados funcionen más rápido se debe desinstalar los programas que no se usen con frecuencia e inhabilitar temporalmente aquellos que no deban estar ejecutados (en el administrador de tareas).

También te puede interesar este artículo: Facebook ofrecerá internet desde el espacio

Una buena refrigeración, clave

Si la torre o la base del portátil se recalientan con las horas de uso, el ordenador no ofrecerá un buen rendimiento. Los jugadores de videojuegos ponen bolsas de frío instantáneo (que contienen gel y se suelen usar en caso de lesión), cerca del equipo. O las colocan frente a un ventilador de pie (o varios, creando corrientes) para que el aire que disipe esté frío.

Es importante que no se retenga el aire dentro sino que exista un flujo continuo. Lo más fiable en este sentido es utilizar componentes o módulos que incorporen disipadores de calor en el diseño.

Mantenimiento

También es necesario mantener actualizado el antivirus y el detector de spyware. Muchos usuarios lo desactivan mientras juegan para ahorrar recursos pero se exponen a posibles ataques de hackers, sobre todo en los videojuegos online. Es aconsejable, para mayor seguridad, poner además un autenticador de contraseña.

Podemos optimizar otros procesos del ordenador relacionados con el sistema operativo como, por ejemplo, acelerar el arranque del equipo. En Windows se puede deshabilitar todos los programas que aparecen en la pestaña Inicio de Windows (ejecutando MSCONFIG) y utilizar un único archivo de paginación aunque el sistema cree uno para cada unidad disponible.

a.m