Entró en funcionamiento un servicio que les permite a los usuarios experimentar mejores tiempos de descarga y visualización de contenido de nueve empresas mediáticas en la red social.

Después de cerca de 10 meses de negociaciones, Facebook y nueve medios de comunicación de EE.UU. y Europa estrenaron ayer una alianza que le permitirá a la red social ser el huésped único de ciertas piezas de contenido de estas empresas. El acuerdo puede convertirse en la primera piedra de una relación más profunda entre los productores de contenido y la plataforma, que podría traer enormes beneficios para ambas partes, como también puede que no.

Instant Articles es el nombre de esta nueva herramienta que, en pocas palabras, permite que un usuario vea el contenido de un medio de comunicación (National Geographic o The New York Times, por ejemplo) sin abandonar Facebook, sin desplegar un navegador aparte y perder varios segundos en el proceso de carga de una historia.

En promedio, la forma tradicional de desplegar contenido de medios en la red social toma entre 8 y 10 segundos; estos tiempos pueden variar drásticamente dependiendo de la calidad de conexión. La red social asegura que Instant Articles reduce esta cifra hasta 10 veces: o sea, en el peor de los casos, con buen ancho de banda, cargar un artículo de BuzzFeed, otro de los aliados del proyecto, tardaría un segundo. Este nuevo producto sólo está disponible para iPhone, por el momento.

Bajo los términos iniciales de esta alianza, los medios pueden continuar usando las herramientas de rastreo que utilizan en sus propios sitios web para saber quién consume sus productos. Esta información es vital para el modelo de negocios de estas empresas y era uno de los puntos que más atención tuvo durante las negociaciones. También quedó estipulado que si el creador del contenido ubica sus propios avisos, las ganancias serán para éste en su totalidad; si utiliza a Facebook como intermediario en esta operación, la red social se quedará con un 30% de los dividendos por esta publicidad.

También te puede interesar este artículo: El Samsung Galaxy S6, un 'iPhone' para las personas que detestan a Apple

El acuerdo busca que los medios lleguen más (y acaso mejor) al lugar en donde, claramente, están las audiencias. Sólo en el caso de National Geographic, el sitio web de este medio recibe el 25% de sus vistas a través de Facebook. La red social tiene más de 1.400 millones de usuarios registrados y es quizás el mayor impulsador de tráfico en la red para las empresas mediáticas. Al menos en un principio, cada medio publicará apenas un puñado de notas utilizando este nuevo formato.

Ahora, como en muchos asuntos, una talla no les sirve a todos. Entre los primeros participantes del proyecto hay vastas diferencias en la forma como ofrecen y distribuyen su contenido. BuzzFeed, por ejemplo, siempre ha tenido una estrategia en la que sus productos están más desligados de su sitio web. The Guardian se sostiene en buena parte gracias a un fondo establecido desde su fundación, lo que le permite tener mayor independencia de la publicidad y los anunciantes. National Geographic es una fuerza mediática impresionante con uno de los índices de suscripción y lectura más altos en el mundo y esto sólo para sus productos impresos, pues también cuenta con canales de televisión y aplicaciones móviles, entre otros.

Además de esto, también hay una suerte de desconfianza innata por un asunto que, claro, es nuevo, pero que también le podría otorgar a Facebook el poder sobre una audiencia que, a la larga, quizás decida terminar por abandonar los sitios web de los medios de comunicación. Esto se suma a los cambios que la compañía suele hacer sobre la forma como despliega ciertos contenidos para sus usuarios, modificaciones que podrían en un futuro afectar a las empresas mediáticas. En su momento David Carr, fallecido columnista de The New York Times, escribió lo siguiente: “Para los medios, Facebook es un poco como el perro que se abalanza sobre uno en el parque: es difícil saber si quiere jugar o morder”.