Son muchos los estados, 45 más el distrito de Columbia en todo Estados Unidos, que tienen leyes que prohíben los mensajes de texto mientras se conduce  pero ésta no es la única forma en la que suelen distraerse los conductores. Una nueva encuesta, realizada por AT&T, revela que las visitas a Facebook, Twitter y Snapchat son cada vez más comunes mientras se conduce.
Los resultados se basaron en las respuestas de 2,067 personas que poseen un teléfono inteligente y que conducen por lo menos una vez al día.
Los datos arrojaron que el 27% de los conductores de entre 16 y 65 años utilizan Facebook mientras que el 14% reportó que usa Twitter. Un 30% confesó que publicaba en Twitter durante la mayor parte del tiempo que se encuentran conduciendo.
"Uno de cada 10 dicen que realizan chats en video mientras conducen. Ni siquiera tengo palabras para eso", dijo Lori Lee, vicepresidente ejecutivo de AT&T para la comercialización global.
Además la encuesta encontró que el 17% se toma selfies y que los mensajes de texto siguen siendo la actividad más frecuente entre los conductores. Un 61% lo hace mientras que el 33% confesó contestar o leer correos electrónicos y el 28% navegar por internet. Más del 10% utiliza Instagram y Snapchat.
La empresa que realizó la encuesta ha invertido muchos de sus esfuerzos en campañas para que los conductores no se distraigan. Lo han hecho através de su campaña llamada "It Can Wait". La firma Braun Research fue la encargada de realizar la encuesta vía telefónica.
El 22% de los que han utilizado estas redes sociales mencionó la palabra "adicción" como  una razón a su constante visita a estos sitios mientras manejan su automóvil.
En una reciente encuesta realizada por la Fundación AAA para la Seguridad Vial en el 2014,  el 78.6% de los conductores dijo que los mensajes de texto o correo electrónico mientras manejan resultan una "amenaza muy grave para la seguridad".
En la encuesta del 2014 de la AAA, el 84.4% de los encuestados dijo que era "completamente inaceptable" mandar mensajes de texto y conducir al mismo tiempo.
Según los científicos, hay varias explicaciones que pueden ayudarnos a resolver este problema que no cede. En primer lugar, la política y los esfuerzos de seguridad para desalentar la conducción distraída han salido volando frente a las fuertes presiones social de estar conectados todo el tiempo.  El hecho de que el mercado y las nuevas tecnologías fomenten la conectividad constante, son otras de las complicaciones.
Los conductores también sobreestiman su capacidad para realizar varias tareas mientras conducen. El 27% de las personas que aceptaron que toman video, pensó que podían hacerlo con seguridad mientras manejaban.
Algunas de las acciones que buscan frenar este problema son las conductas en la reducción de conductores ebrios y el esfuerzo por fomentar el uso del cinturón de seguridad. Ambas se basan en la combinación de la educación pública y la aplicación de leyes cada vez más duras.

También te puede interesar este artículo: 10 Cosas de tecnología lo que necesita saber hoy