Ante los repetidos casos en los que los pasajeros se tomaban los aviones en señal de protesta por mal servicio de algunas aerolíneas, la Aeronáutica Civil anunció nuevas medidas en busca de un mejor servicio.

También te puede interesar este artículo: ¿Cuánto vale perforar un pozo en América Latina?

En conversación con El Espectador, Gustavo Lenis, presidente de la entidad, explicó que se incrementaron las sanciones cuando se detectan fallas en los servicios (ver gráfico) y, además, se agilizaron los procedimientos para interponer quejas y reclamos por parte de los pasajeros. Habrá mayores compensaciones, que es el arreglo directo entre la aerolínea y el usuario, y en el caso de vuelos demorados, se reduce el tiempo de espera que antes era de dos horas hasta la hora y 15 minutos. Entre más extenso sea el tiempo del pasajero en el aeropuerto, la sanción será más elevada para la compañía.
 
En cuanto a pasajeros se refiere, se aumentarán las multas precisamente por la toma de aviones o aeropuertos. “Esto ha pasado seis veces en el último año, es un atentado contra la seguridad y hemos tenido dos casos en los que los pasajeros se han bajado a las rampas y ha tocado cerrar el aeropuerto, como en Cali, porque unas personas se metieron allí y los aviones no podían entrar. Estuve con el vicefiscal, porque creo que en ese caso, esas personas tienen que ser judicializadas. En el caso de la toma de los aviones, se va a imponer $5 millones de multa por pasajero”.
 
Lenis explicó que la Aerocivil ya cuenta con un software que le permitirá controlar vuelo por vuelo en tiempo real y establecer las causas de, por ejemplo, los retrasos. “Antes ningún vuelo se investigaba si no había queja, hoy en día lo vamos a hacer de oficio”. Reveló que habrá personal de incógnito de la entidad para verificar que se preste un mejor servicio.