Ser una reproducción en carne y hueso del célebre Ken no fue suficiente para este joven de 34 años que vive en Nueva York. Recientemente se le ocurrió que quería parecerse a un ángel, y para eso, debía tener alas.

El momento de la operación

Él mismo diseñó las inéditas prótesis y consiguió un cirujano plástico para que se las injerte. La particularidad que tienen estas alas es que están "escondidas" debajo de la piel, como si fueran una insinuación. Su objetivo era "crear la ilusión de alas".

Esta nueva operación se suma a las 190 que ya se realizó en todo el cuerpo, por un valor estimado en 230.000 dólares. En "Botched", el reality show que se emite por E!, le preguntaron si algún día dejaría de visitar el quirófano. Su respuesta fue contundente: "Cuando sea 100% de plástico".

También te puede interesar este artículo: Arrestan a madre tras hallar dos niños congelados

El doctor Leif Rogers fue el único que accedió a realizarle la insólita intervención. También dio su justificación en el programa: "Tenía muchos deseos de hacer algo que nadie hubiera hecho antes".

Justin Jedlica rechaza las críticas y se muestra orgulloso de su "adicción a las cirugías". "Son una extensión de mi creatividad", asegura.

A: P