LIMA, 29 mayo (Reuters) - El Gobierno boliviano entregó a las autoridades peruanas a un ex asesor presidencial del presidente Ollanta Humala acusado de corrupción, un día después de que fue capturado en su territorio.

El propio mandatario boliviano, Evo Morales, acudió a la localidad fronteriza de Desaguadero para entregar a Martín Belaunde al procurador peruano del caso, Joel Segura, en medio de fuertes medidas de seguridad, mostraron imágenes de la televisión local.

"Bolivia no va ser refugio de corruptos ni delincuentes", dijo Morales a periodistas en el lado boliviano de Desaguadero, escoltado por su canciller y ministro de Gobierno.

Belaunde, un empresario sobre quien pesaba una orden de captura internacional por peculado y asociación ilícita para delinquir, desapareció el domingo del domicilio en La Paz donde se encontraba bajo custodia policial y poco antes de su extradición a Lima.

Ese hecho generó un sismo en el Gobierno de Bolivia y llevó a la renuncia de un ministro y del jefe de la policía.

La policía boliviana lo capturó el jueves en la región de Beni, cerca a la frontera con Brasil.

Belaunde tuvo una activa participación como asesor y publicista en la primera campaña electoral del presidente Ollanta Humala, en el 2006, y colaboró de forma esporádica en el camino a las elecciones del 2011.

La justicia peruana pidió en mayo del 2014 la detención del ex asesor, investigado además por lavado de activos, bajo la sospecha de que pertenecía a una red de corrupción en una de las regiones que más dinero recibe por la explotación minera.

También te puede interesar este artículo: Chernóbil, la nueva atracción turística de Ucrania

También se le acusa de gestionar intereses de empresas privadas para obtener millonarios contratos con gobiernos regionales y con ello beneficios económicos.

Belaunde llegó en diciembre a Bolivia en busca de asilo político, pero le fue negado por el Gobierno de Evo Morales.

El caso de Belaunde ha minado la popularidad de Humala y ha servido para que la oposición eleve sus críticas contra el mandatario, al que acusan de no realizar el esfuerzo suficiente para conseguir una extradición rápida de su ex asesor.

Según la oposición, Belaunde tendría información de que el mandatario peruano habría recibido de Venezuela, durante el Gobierno de Hugo Chávez, dinero para su campaña electoral en el 2006, cuando Humala tenía un discurso radical de izquierda.

Humala, cuyo mandato de cinco años culmina en julio del 2016, ha rechazado esas acusaciones y negado cualquier relación con Belaunde en torno a las investigaciones de corrupción.

(Reporte de Marco Aquino y de Daniel Ramos en La Paz. Editado por Marion Giraldo y Mónica Vargas)