Muchas son las personas que optan por tener dos empleos, e incluso más, para lograr un número con más ceros en la cuenta corriente a fin de mes.

Sin embargo, dicha situación puede ser bastante sacrificada y, en casos más extremos, implica un desgaste físico y emocional que trae consecuencias negativas para la persona que lo hace y su entorno

Para quienes están pasando por ello, Sandra Fritz, jefe de área de evaluaciones de Mandomedio, y Silvana Moreno, jefe de desarrollo personal de AIEP, entregan estos consejos:

1-. Elige bien: si decides o te ves obligado a tener un segundo trabajo, procura que sea freelance o con horarios flexibles, para poder rendir bien en ambos.

2-. Organiza tu tiempo: busca un equilibrio entre tu tiempo destinado al ámbito profesional y al personal. No permitas que uno supere al otro.

3-. Descansa: la capacidad y la eficiencia en el trabajo dependen del descanso que le otorgues a tu cuerpo y mente. Aprovecha el tiempo el dormir las horas necesarias.

También te puede interesar este artículo: Cómo fijar los precios de tus productos

4-. Cuida tu alimentación: tu cuerpo rendirá de mejor forma si ingieres alimentos que proporcionen energía. Además, evita el exceso de cafeína u otros sirven para concentrarte y despertar, pero a lo largo, las consecuencias para el cuerpo pueden resultar nefastas.

5-. Prioriza los deberes: delega tareas de la casa para que no tengas más responsabilidades de las que puedes cumplir.

6-. Comunicación con amigos y familiares: la falta de tiempo será uno de los principales problemas que tendrás al trabajar en dos lugares. A pesar de ello, no descuides la relación con ellos, ya que la lejanía produce estrés y tristeza.

8-. Responsabilidad y compromiso: Uno puede estar muy pocas horas en su trabajo, pero si uno se enfoca en hacer las cosas bien a la primera, tiene gran parte del camino al éxito asegurado, por eso es importante  no comprometerse demasiado  y descansar bien.
A: p