A Tahera Ahmad le tocó vivir un acto discriminatorio en pleno vuelo por ser musulmana. La joven universitaria nacida en Chicago pidió una bebida mientras volaba con United Airlines y se encontró con la negativa de uno de los azafatos porque el refresco "podría ser utilizado como arma".

Ahmad no podía dar crédito a la respuesta del auxiliar de vuelo después de que el resto de pasajeros recibieran sus bebidas con total normalidad. Aunque, en lugar de comprensión por parte del resto de viajeros, se encontró con la indiferencia y algunas descalificaciones.

La joven musulmana decidió contar lo ocurrido en su perfil de Facebook y no ha tardado en recibir un amplio apoyo en la red mediante la etiqueta #UnitedForTahera. La noticia también ha llegado a oídos de la compañía y aseguran que van a investigar lo ocurrido.

También te puede interesar este artículo: El perfume como presencia perdurable de una persona muerta

A: P