Metro, autobuses, taxis, eso está muy pasado de moda. Lo que de verdad se estila ahora son las góndolas, o al menos eso es lo que quieren vendernos

Las góndolas son muy conocidas y usadas en regiones alpinas. Se utilizan a menudo en estaciones de esquí para ayudarnos a subir cómodamente remontes y llevarnos a lo alto de las pistas sin esfuerzo ninguno; ahora bien, ¿te imaginas una ciudad llena de cables tendidos entre los diferentes rascacielos, que nos transporten por ellos mediante góndolas?

El proyecto Urban Gondolas

Según Michael McDaniel, uno de los diseñadores más involucrado en este proyecto (perteneciente a la empresa Frog Desing), esta forma de transporte es uno de los métodos más rápidos y en mayor crecimiento en los últimos tiempos, a nivel mundial.

Hoy en día ciudades como Nueva York, Londres y Hong Kong, tienen góndolas que permiten el transporte de pasajeros a través de ríos, montañas, y zonas en las que se carece (a veces por imposibilidad técnica) de otro tipo de transporte público. McDaniel apoya estas soluciones, ya que opina que los tiempos de instalación y el coste general de esta tecnología es relativamente bajo.

El equipo de diseño del proyecto Urban Gondolas, ha calculado que un sistema de góndola será capaz de mover hasta 10.000 pasajeros por hora, cifra que equivale a 2.000 viajes en coche o 100 viajes de autobús de la ciudad. Dado que la instalación de un teleférico puede ser sobre casi cualquier terreno, es fácil extender la red de acuerdo con las necesidades de transporte de una ciudad.

El diseñador McDaniel afirma que la idea es más eficiente que las actuales formas de transporte público, dado que según el: «Los caminos de muchas ciudades fueron construidas de acuerdo a las normas antiguas, que son generalmente demasiado estrechos para el siglo XXI. La forma alternativa y eficaz sería el transporte ferroviario, pero es más caro y poco práctico».

También te puede interesar este artículo: Suecia inicia un proyecto de casas impresas en 3D

Generalmente, se calcula que cada milla (1,6 kilómetros) de tramo ferroviario, supone 35 millones de dólares, cada milla de metro, unos 132 millones de dólares, mientras que la red de góndolas urbanas que proponen desde Frog Design costará sólo 3 millones de dólares por milla.

Algunas ventajas

Dejando a un lado los costes de implantar esta tecnología en ciudades, que lógicamente será responsabilidad de las autoridades (aunque luego lo paguemos entre todos), hay algunas ventajas que nombra McDaniel. Por ejemplo el no depender de un horario fijo. Al contrario que sucede con los trenes, en este caso el tránsito continuo de góndolas haría que pudiéramos tener una lista para montarnos en ella cada 30 segundos.

¿Has montado alguna vez en góndola o como solemos llamarlo aquí en España: teleférico? ¿Qué opinas de éste transporte 'por los aires'? ¿Estarías dispuesto a cogerlo a diario?

Mira aquí la página oficial del proyecto: http://gondolaproject.com/

A: p