A qué estás esperando para borrar de tu muro de noticias de Facebook a ese amigo tan pesado que no hace más que subir fotos suyas. Hazlo. De hecho, es normal que lo hagas. Al menos, eso dice un estudio publicado en Reino Unido.ç

Un reciente estudio ha examinado los efectos que tiene compartir fotos cada poco tiempo de uno mismo en Facebook. ¿El resultado? Pues el esperado por todos: «Publicar muchas fotos puede hacer que le gustes menos a la gente».

Esta investigación es una colaboración entre cuatro universidades de Reino Unido (a veces me pregunto a quién se le ocurrirán estas cosas y cómo llegan a acuerdos para que haya tanta gente detrás de ellos).

Dañar relaciones personales

Este estudio ofrece pruebas concretas de que el exceso de publicaciones puede dañar las relaciones. ‘Tagger’s Delight? Disclosure and liking in Facebook: The effects of sharing photographs amongst multiple known social circles’ es el nombre del proyecto realizado.

«Encontramos que aquellos que con frecuencia publican fotografías en Facebook, sobre todo propias, corren el riesgo de dañar sus relaciones personales en la vida real», explicó el Dr. David Houghton. Otra de las conclusiones es que las personas en general, a excepción de los que son amigos íntimos o familiares, no parecen relacionarse bien con aquellos que comparten constantemente fotos propias.

También te puede interesar este artículo: El Samsung Galaxy S6, un 'iPhone' para las personas que detestan a Apple

Tipo de publicaciones

El estudio reveló que no sólo es el número imágenes, sino también el tipo de fotografías. Compartir fotos en las que salgas sólo tú conducen a la disminución de tu intimidad, lo que está relacionado con el apoyo de tus contactos hacia ti.

También tuvieron en cuenta algunos concursos en los que se nos pide fotografiarnos con un determinado producto. Al parecer, este tipo de publicaciones en redes afecta de forma realmente negativa sobre las relaciones con tus amigos.

El informe completo está redactado en forma de trabajo académico, por lo que se hace un poco difícil de entender. Incluye algunas gráficas curiosas que sí os recomendaría consultar, en las que relacionan las edades y la frecuencia de publicación, por ejemplo. El resumen es que si quieres conservar las relaciones que tengas con tus amigos, no te dejes llevar por las redes sociales a la hora de subir cientos de fotos.ç

A: p